Las cifras de Pokémon GO, el proyecto de realidad aumentada de Nintendo y Niantic, están superando todos los récord imaginables y el ver nuevas vías de negocio dentro del videojuego era cuestión de tiempo. No deja de sorprender, eso sí, que John Hanke, CEO de Niantic, haya abordado el tema poco menos de una semana después del lanzamiento del videojuego, sin que éste haya aterrizado todavía en la mayor parte de Europa y América del Sur.

La unión de publicidad y realidad aumentada está al caer

El directivo americano ha hablado de "ubicaciones patrocinadas" como una nueva fuente de ingresos, además de los pagos in-app. Pokémon GO consiste en recorrer el mundo real en busca de criaturas de la franquicia que capturar así como gimnasios Pokémon y las bautizadas como Poképaradas, puntos de interés del territorio que recorremos y que premian al jugador con distintos objetos. Por ello, que grandes marcas busquen incluir sus establecimientos en el videojuego parece una decisión tan lógica como disruptiva dentro de la tradición de Nintendo y el cuidado a sus propiedades intelectuales. A nivel de negocio y rentabilidad, no hay que olvidar que Pokémon GO cuenta, solo en Estados Unidos, con 7,5 millones de jugadores y factura alrededor de 1,6 millones de dólares diarios.

Ingress, el anterior proyecto de Niantic, incluyó elementos promocionales semejantes: cafeterías, concesionarios y farmacias, entre otros establecimientos estadounidenses, pagaron por aparecer promocionados en dicho proyecto. Actualmente, como apunte curioso, son múltiples los pequeños establecimientos que están sabiendo sacar rentabilidad a que cierto Pokémon aparezca solo dentro de sus locales, colgando carteles que avisan de que consumir es obligatorio para capturar dicha criatura o avisando de ello en la misma pizarra en la que destacan el menú del día.

Los analistas, eso sí, dudan sobre la viabilidad económica de una inversión publicitaria en un proyecto como Pokémon GO pese a las desbordantes cifras alcanzadas. Con todo, no parece difícil que en unas semanas tengamos que entrar en una famosa cadena de hamburgueserías para capturar ese Pokémon que se nos resiste.