Ford quiere convertir SYNC 3 en un motivo más para la compra de un vehículo del fabricante del óvalo azul, y lo quiere conseguir ofreciendo más por lo mismo. Han confirmado que todos los modelos 2017 con la plataforma SYNC 3 serán compatibles con Apple Carplay y Android Auto. Esto incluye de momento solo a los vehículos vendidos en Estados Unidos pero llegará al resto de países donde opera el fabricante.

Los modelos versión 2017 que ya han sido lanzados al mercado como el Escape, Fusion, el mítico Mustang o el Explorer recibirán una actualización OTA añadiendo esta nueva compatibilidad fruto del trabajo del equipo de desarrollo de Ford, que han sido capaces de ofrecerla en un tiempo récord. Las nuevas generaciones del Focus, el Edge o el F-150 incorporarán totalmente de serie esta nueva versión del software.

Este movimiento no tendrá ningún tipo de cargo para los propietarios o futuros compradores de un coche Ford.

Ford quiere que se entienda al coche como una extensión de nuestro smartphone, y esto no es posible si no es compatible con la prácticamente totalidad de los terminales modernos, por ello, la compatibilidad con Apple Carplay y Android Auto era una necesidad dentro de su posicionamiento de marca.

Con Carplay los propietarios de un iPhone podrán emplear Siri, hacer llamadas, enviar y recibir mensajes, escuchar música y usar el sistema de navegación de su terminal, unas opciones muy similares a las ofrecidas por Android Auto al poder emplear Google Maps, el sistema de reconocimiento de voz de Google, música y muchas más aplicaciones.

La compatibilidad será posible si el cliente tiene un iPhone 5 o un modelo posterior o una versión de Android 5.0 o superior. Pero no te preocupes si tu dispositivo es más antiguo porque ya deberías saber que puedes instalar aplicaciones como Spotify, Pandora, AccuWeather o Ford Pass directamente en Ford SYNC.