En un mundo en el que la televisión nos da más calidad que el cine, el cine se serializa, y no hay mejor exponente de esto que Disney. Junto a Star Wars, de la que tendremos una película cada año hasta el final de los tiempos, está la mayor fábrica de hacer dinero de la historia de Hollywood: Marvel Studios, sacando dos o tres películas cada año con grandes éxitos de taquilla. Le geek c’est chic.

Para Disney, todo comenzó con un plan ambicioso liderado por Jon Favreau y Kevin Feige en 2006: crearían un universo compartido con un entramado de películas basándose en sus personajes de cómic.

Tengamos en cuenta el estado del cine de Marvel hasta la fecha. Un desastroso X-Men 3, The Punisher, Blade 2 y 3, Fantastic Four, Hulk de Ang Lee… la cosa no pintaba bien. Mientras que al otro lado de la calle, sus vecinos de DC iban a romper los moldes con la trilogía de Batman y Nolan. Por si fuera poco, el plan contaba empezando con Iron Man, un superhéroe de segunda división, de los pocos que Marvel no había vendido los derechos a algún estudio. Pero el plan funcionó, Iron Man fue un éxito, y con su escena post-créditos empezó todo.

¿Crees que eres el único superhéroe del mundo? Sr. Stark, te has convertido en parte de un mayor universo. Simplemente no te has dado cuenta aún. He venido a hablarle sobre la Avengers Initiative.

Poco a poco, y llegando a un acuerdo con Universal para poder usar a Hulk, Marvel unió todos sus personajes en la primera Avengers. Marvel no fallaba, sigue sin fallar. Sus peores películas no bajan del 7 sobre 10 en IMDB, y los cientos de millones de beneficio están asegurados en todos y cada uno de sus estrenos. Gracias al éxito continuado, Marvel se ha vuelto más confiada. Arriesgó con Guardians of the Galaxy, arriesgó con Antman y le salió bien, más que bien. Nadie duda que Dr. Strange, Black Panther y demás serán grandes éxitos.

El MCU poco a poco será casi tan completo como los propios cómics.

Sus riesgos han hecho tambalear al resto de la industria, que no ha visto más remedio que unir fuerzas. Marvel Studios y Sony llegaron a un acuerdo para incorporar a Spider-Man en Civil War, así como para que la propia Marvel Studios supervise el desarrollo de la película independiente. Sumados al Hulk de Universal, ya son tres grandes estudios colaborando juntos. Faltarían Paramount, que está fuera de juego al haber vendido todos sus derechos de distribución a Disney (dueña de Marvel Studios), Warner Bros que está centrada en DC y tiene los derechos de todos sus personajes. Así que no cuenta.

El buen resultado de Sony y Universal cediendo a Spider-Man y Hulk habría convencido a FOX para hacer lo mismo con Fantastic Four

El último en contienda es 20th Century Fox, que tiene todos los mutantes y los X-Men, salvo algunos en “derechos compartidos” —por eso Disney pudo usar a Scarlett Witch y Quicksilver, pero sin llamarlos mutantes—, así como los maltratados Fantastic Four. Y aquí llega lo interesante.

El desastre mayúsculo del reboot de Fantastic Four, ha debido hacer que FOX no quiera arriesgarse con una secuela ni con otro reboot (tienen hasta 2022 por contrato), y haya decidido arrepentirse. Si los rumores son ciertos: Fantastic Four se unirá al Universo Cinematográfico Marvel. Y con ellos, dos de los grandes personajes de Marvel: Galactus y Silver Surfer. Que darían el pie a la parte galáctica tras la saga de Thanos actual, en la Fase 4 de Marvel. De hecho, el director podría ser el mismo Jon Favreau, que afirma que “algo se anunciará pronto”, y que “está dispuesto a volver detrás de las cámaras”.

La Future Foundation creada por Mr. Fantastic, una iniciativa científica y de combate. ¿Los veremos en el cine en un futuro? Podemos soñar.

El retraso de Inhumans, planeada para 2019 a una fecha por definir, nos hace pensar que Marvel tiene algo preparado y listo para sustituirlo. Seamos sinceros, los Inhumans molan, pero están en el MCU simplemente porque no tienen a los mutantes de X-Men, y porque necesitan un nexo cósmico para unir las sagas terrícolas de Avengers con las cósmicas de Guardians of the Galaxy. Así pues, una franquicia mucho más potente como es Fantastic Four, ocupará el lugar de Inhumans en el MCU. Da igual cuantas veces explote en taquilla, la semana pasada hablábamos de la ametralladora de Hollywood, reiniciando hasta que encaje.

La otra opción sería X-Men, pero de haber un acuerdo, sería de Fox y Marvel trabajando en un universo alternativo aunque posiblemente enlazado para los mutantes. Las últimas películas de X-Men son un éxito en taquilla, y todo parece indicar que X-Men Apocalypse también lo será. ¿Y luego? Deadpool y X-Men seguramente acaben viéndose las caras. Pero Tom Miller quiere a Spiderman en Deadpool 2. Podríamos incluso ver a los Defenders en la Nueva York de Spiderman y Deadpool, o pasarse por las instalaciones de los Avengers.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.