El fabricante de coches completamente eléctricos ha llamado a revisión 2.700 Model X, todos los fabricados antes del 26 de marzo en Fremont, su planta en California.

Tesla asegura no tener registro de incidentes hasta la fecha en los cuales la tercera fila de asientos haya fallado, pero acorde a sus pruebas de choque, ha concluido que estos asientos pueden doblarse hacia delante causando posibles peligros para la salud de sus clientes.

El asiento del Model X puede ceder, evitando que el cinturón de seguridad realice su función. Estos asientos están provistos por un tercero: Futuris; empresa que cubrirá el coste del reemplazo.

Es la primera vez que Tesla llama a revisar este modelo por posibles fallos en su producción. El utilitario deportivo ha estado afectado por retrasos en la producción inducidos tal vez, como dice Elon Musk, por un diseño demasiado ambicioso. Estos comenzaron a distribuirse a finales de 2015.

La noticia llega días después de la presentación de su vehículo para las masas: Tesla Model 3, el tercer producto de Tesla para cumplir con el plan maestro de Elon Musk.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.