Polly Dawson - Shutterstock

Los ecosistemas son definidos como un sistema en el que conviven seres vivos entre sí y, además, estos mismos con factores no vivos que forman el ambiente, como el clima, la temperatura, las sustancias químicas y las características geológicas por mencionar algunos. Así pues, mientras la ecosfera es considerado como el ecosistema global, esta a su vez, se dividiría en ecosistemas por las características particulares de los seres vivos que lo habitan y las condiciones del mismo lugar.

México es un país megadiverso, es decir, es uno de los 17 países del mundo señalados con mayor biodiversidad, su impresionante biodiversidad se debe a distintas condiciones climáticas, de relieve y la mezcla de zonas biogeográficas en su extención territorial.

Los ecosistemas son el hogar de la numerosa variedad de seres vivos, así como la fuente recursos de gran valor pero, sobre todo, son clave en el equilibrio de la naturaleza. No se estará errado señalar al hombre por la alteración, pérdida y amenaza de los ecosistemas y las especies que en ellos habitan, así como el fin económico de los recursos y usos que se les da a estos, transformándolos con estas acciones y que, muchas de las veces, se derivan en pérdidas irrecuperables.

Los ecosistemas que según la CONABIO (Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad) existen en México son los siguientes:

Bosques templados

Los hermosos bosques templados se extienden en un 16 % del territorio mexicano; en ellos se albergan la mitad de las especies de pinos del mundo (50 especies) y al menos 200 especies de encinos, además de ser hogar de al menos 7 mil plantas. Se estima que se ha perdido más de un 20 % de los bosques templados.

Bosques nublados

A pesar de que se extienden en solo el 1 % del territorio mexicano, los bosques nublados son muy importantes por su participación en la captación del agua en las zonas en donde se desarrollan; su contribución de oxígeno y ser el hogar del 10% de las plantas de México, de las que muchas de ellas son endémicas. Es por esto que resulta preocupante que, en la actualidad, se haya perdido casi la mitad de su extensión.

saiko3p | Shutterstock

Matorrales

Este ecosistema es el dominante en México, se extiende desde el norte y alcanza, incluso, los estados de Puebla y Oaxaca, ubicados en el centro y sur del país. En este ecosistema se desarrollan gran cantidad de especies de cactos, también muchos de ellos endémicos y parte importante de la cultura mexicana tanto en su alimentación como en la cosmogonía de los pueblos originarios. México posee la mayor cantidad de especies de cactáceas del mundo.

Pastizales

También son conocidos como estepas y se encuentran en el noroccidente del país y abarcan el 6 % del territorio de México. En los pastizales existe también una gran cantidad de especies que se desarrollan ahí a pesar de su aspecto pues abundan los arbustos y pequeños árboles. El fácil acceso a los mismos los hace muy vulnerables a las actividades humanas que los usa para el pastoreo y la ganadería.

Selvas húmedas

También se les conoce como bosques tropicales y se extiende en, al menos, el 5 % del territorio mexicano, ubicándose en el suroeste del país. Tienen una exuberante vegetación y albergan la mayor cantidad de mamíferos de México. Es el ecosistema que más rápido ha desaparecido y el 70% del que existe se encuentra deteriorado.

Selvas secas

Estas selvas también son conocidas como selvas secas o bosques tropicales. Se le encuentra en la planicie costera del Pacífico, en la cuenca del Balsas y al norte de la península de Yucatán. Son hogar del 6 % de las plantas de México y el 40 % de ellas son endémicas. Estos ecosistemas son resistentes a las sequías y tienen abundantes árboles de copal y huajes. Tienen un aspecto cambiante pues con las lluvias se transforma su vegetación.

Lagunas costeras

Estos ecosistemas se les encuentra a lo largo de las costas mexicanas y se estima que existen al menos 125 lagunas costeras en el territorio. Son cuerpos cerrados de agua marina que alcanzan hasta una profundidad de 50 metros. Albergan bosques de manglar, pastos marinos y praderas de algas. Son importantes zonas de amortiguamiento de fenómenos naturales.

Manglares

México es una de las zonas en el mundo con la mayor cantidad de manglares: ocupa el cuarto lugar de 125 países que tienen estos ecosistemas. El porcentaje de territorial de los manglares alcanza a penas el .4 %, sin embargo, son ecosistemas importantísimos para el equilibrio natural de las costas, la reproducción de muchas especies y de protección costera. Son los únicos bosques acuáticos que prevalecen en el sueno indundable y que toleran las altas cantidades de la sal del mar. Se ven amenazados por las granjas acuícolas y camaroneras; también por los desarrollos turísticos que se construyen en ellos, pues son la barrera verde entre las lagunas costeras y el mar, esto es de gran atractivo.

Arrecifes de coral

Los arrecifes de coral son ecosistemas submarinos que se encuentran cerca de las costas a bajas profundidades. Su belleza y colorido son muestra de las muchas especies que se desarrollan en ellas y que proveen protección y alimento para otras. En México se concentra al menos el 10% de las especies coralinas del mundo. Estos ecosistemas se encuentran en el Golfo de México y en el Mar Caribe. Los arrecifes instalados en el Caribe pertenecen al Arrecife Mesoamericano, que es la segunda barrera arrecifal más grande del planeta y que se extiende hasta Honduras.

Son amenazados por diversos factores, que van desde la contaminación de los sedimentos que llegan a los corales y que transportan partículas de pesticidas, la basura, el encallamiento de barcos, la construcción de muelles, el turismo sin control y la extracción de corales.

Bosques de algas gigantes

Este último ecosistema de los que se pueden encontrar en el territorio mexicano se extiende en Baja California, en el Golfo de México y también en el Mar Caribe. Son lugares que dan hogar a una gran cantidad de especies y de algas, como su nombre lo indica, y que llegan a alcanzar una altura de 30 metros. Son parte importante de otras especies pues ahí habitan lobos y elefantes marinos, cangrejos, caracoles y peces. Como los demás ecosistemas de las costas son una barrera protectora de la zona costera y ricas en variedad de especies, purificación del agua y otros importantes mecanismos naturales que mantienen el equilibrio.

La riqueza y belleza de los ecosistemas de México

El siguiente video es una pequeña muestra de los maravillosos ecosistemas del territorio mexicano y de las especies que viven ahí. Para mayor información se puede consultar el canal de YouTube del CONABIO con videos divulgativos de cada uno de los ecosistemas.