Los refuerzos financieros llegan a Cabify en mitad de la vorágine legal que mantienen con el sector de taxi, y un mes después de que en Madrid llamase a la puerta Uber, su principal competidor. La empresa de transporte acaba de anunciar una ronda de financiación de 105,6 millones de euros. Una cifra que les sitúa como unos de los líderes en la lista de importes de rondas de financiación en España, lugar donde ya se están dejando atrás esas pequeñas cifras y se está pasando a jugar con los grandes.

Rakuten, mayor inversor en esta operación, tiene clara su lucha contra Uber¿El objetivo? Está muy claro. Cabify está presente en España y parte de Latinoamérica, pero hay que seguir creciendo. Aprovechando la ventaja comparativa contra Uber, haciendo a Cabify la empresa de transporte que más se esfuerza por encuadrarse en el marco legal vigente de cada país, lo que quieren es expandirse por los países que aún no dominan al otro lado del charco, lugar que por otro lado supone la mayor parte de sus ingresos, y por Europa, donde aún están demasiado verdes.

Además, lo atractivo de esta ronda de financiación no es solo el alto importe de la misma. Es quién ha invertido. Revalidando su participación en Cabify, Rakuten ha aportado gran parte del importe de la operación acompañado de otros pequeños inversores. Esta estrategia se lleva trabajando desde hace tiempo; habiendo participado en rondas de financiación en Didi Kuaidi y Lyft, la japonesa Rakuten quiere apostar por los proyectos que le puedan hacer la competencia a Uber. Pese a lo imbatible de su valoración de casi 60.000 millones de dólares, la japonesa lo tiene muy claro.

Fundada en 2011, Cabify ya ha levantado más de 130 millones de euros en tres rondas de financiación. Aumentando así su valoración a 280 millones de euros que se acompañan de un crecimiento en su facturación con una previsión de 35 millones para este 2016.

👇 Más en Hipertextual