Existen cuatro kits de realidad virtual con una comunidad grande y empresas enormes detrás de ellos: Samsung Gear VR, PlayStation VR, Oculus Rift y HTC Vive. Cada uno con sus defectos y virtudes, son los pilares del renacimiento de la tecnología y cuentan con las prestaciones suficientes para ofrecer una buena experiencia y gran catálogo de software. Cuál elegir depende de tus preferencias y el dinero que te puedas gastar.

comparativa sitemas VR

Experiencias sin cables

Gear VR es la mejor experiencia asequible y sin cables que se puede adquirir; por menos de cien dólares puedes tener un kit cómodo, bien construido, ligero y bastante capaz si ya dispones de un smartphone compatible. La experiencia es mucho mejor que con Google Cardboard, limitada en exclusiva a vídeos en 360 grados y una calidad bastante pobre.

Gear VR 05

El kit se sirve de la pantalla AMOLED del Galaxy S6, Galaxy S6 Edge, S6 Edge+, Note 5, S7 y S7 Edge y de su potencia ya que, en realidad, Gear VR es "sólo" el soporte junto a un par de lentes. El efecto rejilla (ver las hileras de pixeles de la pantalla) es mucho más pronunciado que en los kits de precio superior, la tasa de refresco de 60 Hz es insuficiente en realidad virtual y el software está mucho más limitado debido a que depende de soluciones programadas para dispositivos móviles. Eso sí, el soporte de Oculus es un gran aliciente frente a la reducida competencia en este segmento.

Es un kit más que decente, pero que irremediablemente deja un sabor agridulce al saber que es una experiencia de realidad virtual que te cuenta solo parte de la historia. Hay demasiados juegos y software exclusivo de los kits para ordenador, pero su precio y comodidad son una gran baza para aquellos que se adentran por primera vez en este mundo.

Hay otras propuestas, como LG 360 VR, pero la experiencia es muy pobre en comparación y no merece la pena ni como primer kit para los nuevos.

En consola, PlayStation VR

Estadísticamente hablando es más probable que seas poseedor de una PlayStation 4 que de un ordenador de gama alta y, si estás interesado en embarcarte a la realidad virtual, PlayStation VR es una de las mejores opciones. También puedes comprar una PlayStation 4 por $350, un precio muy inferior al de un PC de gama alta y siendo, al menos sobre el papel, la mejor opción calidad/precio.

playstation-vr

Es la opción más económica destinada a jugar, pero es, al igual que los dos kits de gama alta para PC, capaz de brindar ese efecto sorpresa al probarlas. En la pantalla encontramos la primera gran diferencia. PlayStation VR cuenta con un panel OLED de resolución 1920x1080 en comparación a los dos paneles OLED independientes — uno para cada ojo — de Oculus Rift o HTC Vive. El panel es de calidad, tiene una tasa de refresco de 120 Hz y, a diferencia de la competencia, la matriz de subpixeles es RGB, no PenTile (comparativa), por lo que la diferencia de resolución no es apenas perceptible.

Claro está, más allá de la pantalla, su tecnología y resolución está el software que mostrará; más limitado que las opciones de mayor coste. PlayStation es una consola con una potencia gráfica muy inferior a la de un PC con una tarjeta gráfica Nvidia GTX 970 o superior así que, los juegos que se desarrollen, aunque estén optimizados para una sola plataforma, lucirán irremediablemente peor o a una tasa de fotogramas por segundo menor.

Es el software su mayor punto de ventaja. Sony tiene una base de más de 30 millones usuarios y más de 200 estudios trabajando con PlayStation VR. Existe una promesa consolidada al jugador de que habrá un amplio catálogo de juegos e innumerables títulos que llegarán de forma exclusiva al sistema de entretenimiento japonés.

psvr-3

Los controles de movimiento, PlayStation Move están lejos de la comodidad, diseño e implementación de los que se ofrecen en Oculus Rift y HTC Vive. Al fin y al cabo, son mandos desarrollados hace años sin la realidad virtual en mente. Ofrecen una buena experiencia y el seguimiento de la cámara — requerida para utilizar PlayStation VR — funciona sin mayores problemas. Lejos, eso sí, de lo que ofrecen sus hermanos mayores en PC.

PlayStation VR es una gran elección de entrada en la realidad virtual si estás interesado principalmente en videojuegos, ya que la plataforma no disfrutará de la versatilidad y experimentos que se están desarrollando para Oculus Rift o HTC Vive.

  • Kotaku y Wall Street Journal informan de una versión de PlayStation 4 actualizada con mayor potencia gráfica destinada a aportar resolución 4K y un mejor desempeño en PlayStation VR. Se espera su salida antes de octubre.

PC de gama alta: ¿Oculus Rift o HTC Vive?

Ambos requieren un PC con una tarjeta gráfica NVIDIA GTX 970 / AMD Radeon R9 290 equivalente o superior y un procesador i5-4590, así que, la decisión sólo deberá hacerse en base a lo que ofrece cada kit.

Oculus
Oculus

Empecemos por las pantallas de cada kit. Las dos son OLED con una tasa de refresco de 90 Hz y un campo de visión de 110 grados. Sobre el papel parecen idénticos, pero en la realidad la pantalla de Oculus Rift es ligeramente más nítida gracias a la combinación de los dos paneles y su juego de lentes. El efecto rejilla (screen door effect) está más presente en el HTC Vive. Esto no quiere decir que la pantalla del Vive sea mala, es fantástica, pero el consenso es que Oculus Rift ha conseguido mitigar el efecto rejilla mejor. Este punto puede ser importante sobre todo al ver películas en el modo cinemático, no tanto al jugar a un videojuegos, por lo que no debería ser un problema si vas a usar el kit mayoritariamente para jugar, como es lógico, en el HTC Vive. Pese a ello, hemos de recordar que ambos paneles son de lo mejor que existe en realidad virtual. En cuanto al campo de visión, aunque ambos kits tengan el mismo, HTC Vive parece mostrar algo más de campo de visión y es más panorámico que Oculus Rift.

Oculus
Oculus

En mis pruebas, nunca he sufrido mareos usando un kit de realidad virtual, pero el consenso de los usuarios que trabajan o han podido probar de forma intensiva ambos productos es que, tanto la versión final de Oculus Rift como la HTC Vive, han suprimido totalmente el efecto gracias a la latencia y refresco.

Los dos kits ofrecen la posibilidad de usar motion controls, es decir, mando que sean "una extensión de tu cuerpo". Para Valve y HTC es una parte esencial, ya que van incluidos en el kit. Las dos parejas de controles se sienten muy bien en la mano y logran seguir de manera instantánea y muy precisa tus movimientos. Da igual qué propuesta compres, te gustarán ambos.

HTC Vive set

En la experiencia de movimiento en la habitación es donde HTC Vive logra la primera gran diferencia. Oculus Rift también es capaz de registrar los movimientos, pero no de la forma en la que lo hace el kit de HTC. Para ellos es una parte importante y en las presentaciones te animan a que hagas lo que quieras. La experiencia con Vive es magnífica, sobre todo por la demo de Portal. Puedes hacer lo que quieras y se registra de una manera muy precisa. El problema es que, además de tener un ordenador de más de $1000 y un kit de realidad virtual de $799 tienes que añadir una habitación grande — y que ha de estar vacía — para lograr la experiencia idónea que se disfruta en las demos. No es realista, es dividir el ya pequeño nicho de usuarios que tienen un ordenador tan potente. Además, fuera de las demos, en un videojuego te tendrías que mover también con el joystick de dirección, lo que puede hacer que la experiencia sea, incluso, más frustrante. HTC Vive te invitan a que andar, saltar y agacharte en la habitación; con Oculus Rift se te da la oportunidad pero creen que, de momento, lo mejor es que los desarrolladores se centren en experiencias para jugar sentado.

Steam / Valve Software
Steam / Valve Software

Los dos kits cuentan con un buen diseño industrial, cómodos y relativamente ligeros con SDK abiertos, así que la comunidad soportará ambos con software salvo ciertos títulos exclusivos. En Steam los juegos se etiquetan por su soporte VR, no por producto así que elegir entre Oculus Rift o HTC Vive es decidir entre su catálogo y, sobre todo, si queremos la experiencia de movimiento en la habitación de HTC Vive: es la única y gran diferencia que puede ser señalada. HTC Vive es más caro, pero incluye los Motion Control y la base de seguimiento láser.

Tanto Oculus Rift como HTC Vive ofrecen la mejor experiencia en realidad virtual que se puede obtener en 2016. La única pega es el precio.