Bungie acaba de hacer públicos sus planes desde que Activision Blizzard anunciase una "gran actualización" esta primera mitad de año y una secuela en 2017. La noticia es que va a ser gratuita para los poseedores de la expansión Destiny: The Taken King.

Se incluirá:

  • Nuevos desafíos PVE (pueden ser asaltos o, incluso, una nueva raid).
  • Nuevas armaduras y actualizaciones.
  • Nuevas misiones sobre Blighted Chalice Strike.
  • Se incrementará el nivel máximo de luz que un guardian puede obtener.
  • Actualizaciones en el Crucible (PVP) y el Sandbox.

Todos los miércoles, el equipo de desarrollo irá dando detalles sobre la actualización a través de su canal de Twitch.

Activision dijo el pasado febrero haber logrado records en distribución digital gracias a la expansión 'The Taken King' con 25 millones de usuarios registrados que han jugado más de 3.000 millones de horas en total.