Ayer, 23 de marzo, se estrenó en la cadena de televisión española Antena 3 un nuevo programa llamado **»1, 2, 3, hipnotízame», un programa que rescata el espíritu por excelencia de los shows nocturnos de la España de los ochenta y los noventa: famosos, música, y un hipnotizador**. ¿Un hipnotizador? Empezamos regular. El formato esta vez es el de un grupo de caras conocidas de la televisión cuyo sometimiento al hipnotizador lo determina una ruleta. Alberto Chicote, David Bustamente, Nuria Roca, Manuel Benítez «el Cordobés», Mario Vaquerizo o Enrique San Francisco son algunos de los protagonistas del espectáculo, capitaneados por Jandro, presentador y director del programa. Al otro lado del ring, el mencionado hipnotizador, **Jeff Toussaint**.

## ¿Quién es Jeff Toussaint?

Jeff Toussaint es un hipnotizador e ilusionista francés que lleva veintisiete años en los escenarios, según la presentación de su propia página web. **El hecho de mezclar una supuesta terapia médica como la hipnosis con el ilusionismo y la prestidigitación ya nos deja entrever por dónde van los tiros: mero espectáculo, cero efectividad, y necesidad de que el «hipnotizado» tenga una alta predisposición que desemboque en una autosugestión** que le provoque un trance similar al que la hipnosis tiene en el imaginario popular. Eso, o actores que le acompañen.

De hecho, en su web menciona que es experto en la **»hipnosis teatral»**. En España lo pudimos ver en acción en la televisión en anterior ocasiones, como cuando hizo su aparición en el programa *El Hormiguero*, de Cuatro, hace unos meses.

En definitiva, Jeff Toussaint es un señor que se gana la vida de una forma muy respetable, haciendo shows en torno al ilusionismo y la hipnosis, pero cuya efectividad y realidad a la hora de hipnotizar personas no solo no ha quedado demostrada, sino que él mismo se encarga de especificar que es una «hipnosis teatral», y que tiene que ver con la prestidigitación y el espectáculo, no con ninguna supuesta práctica científica. Para algo está en escenarios haciendo reír a la gente, hermosa profesión, y no en salas de consulta médica ayudando a dejar adicciones o superar traumas.

## Hipnosis y televisión

El único problema que puede haber con Toussaint es que **se le utilice para cronificar la creencia popular de que la hipnosis es real**. Y la mejor forma de contribuir a ello es poniéndole delante de una cámara en una de las cadenas más vistas del país, y rodearle de famosos, sin especificar en ningún momento que se está frente a un montaje que podría ser tan digno como cualquier otro si se avisara de ello, o incluso prescindiendo de un recurso que cada vez suena tan ochentero y anacrónico como el walkman, el restaurante chino en familia los sábados por la noche o las lámparas de lava.

Un ejemplo podemos verlo en esta entrevista a Ximena Sariñana, cantante mexicana, con un formato muy similar a este programa, pero sin que se utilice el recurso del hipnotizador. En el programa de Antena 3 no fue así: ni se aclara que es un simple show, ni se prescinde de dicho recurso. Esto fue la hipnosis en directo de Mario Vaquerizo, rostro que nadie sabe muy bien por qué se ha hecho conocido de forma pública, pero desde luego no fue por sus dotes interpretativas, como se puede apreciar en el vídeo. Toussaint hizo que olvidara el número siete. Que empiece el espectáculo.

>- ¿Cuántos días tiene la semana?
>- Ocho.
>- [El público carcajea]
>- ¿Estás seguro, Mario?
>- Ay, no. Seis.
>- [El resto de famosos le gritan que uno más]
>- No, no me arriesgo. Seis.
>- [El público vuelve a carcajear]

También queda para el olvido la escena del recuento de dedos, y la pausa previa al «siete». Ahora vamos con otra hipnosis del programa, esta vez a David Bustamante. El recurso de un gong que va activando y desactivando el efecto de la hipnosis no podía faltar.

## ¿Es real la hipnosis?

Sobre la calidad del programa podemos debatir. Sobre el realismo de la hipnosis, y seguramente usted si es lector habitual de Hipertextual, donde en la sección de Ciencia abundan las teorías desmontadas y la crítica perenne a la pseudociencia, también estará de acuerdo, no se puede debatir. Para algo tenemos suficiente información de rigor, acuñada por quienes antepusieron las aurigas de Platón al ilusionismo de salón.

En este sentido recomendamos mucho ver este vídeo de **Alfonso Capafons Bonet, catedrático de la Universitat de València**, especialista en tratamientos psicológicos e hipnosis, hablando sobre qué puede decir la ciencia sobre la hipnosis.

También recomendamos este [podcast de **Cultura Científica** sobre hipnosis](http://culturacientifica.com/2015/04/23/catastrofe-ultravioleta-10-hipnosis/). Jandro, el presentador de «1, 2, 3, hipnosis» dijo algo bastante revelador, la lástima fue que no lo dijo en directo durante el programa:

>»Quizás mucha gente tenga el debate de si lo que ve es verdad o es mentira durante toda la gala, pero va haber un momento en que dará igual, porque la hipnosis es la excusa para pasar una noche de risas en familia».

Seguramente tenga razón. Pero no vendría mal que la función didáctica acompañe a la lúdica, aunque sea con dos minutos de las dos horas de programa, y se aclare que todo es un montaje en aras del espectáculo. Así se evitarían incluso los cabreos al descubrirse que un supuesto voluntario era un actor.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.