Motorola: “No veo a Sony y HTC haciendo smartphones dentro de un año, y Xiaomi lo tendrá difícil”

Rick Osterloh, el presidente de Motorola, tiene claro que sobran muchos actores en la industria de los smartphones, entre ellos HTC o Sony, a la vez que vaticina problemas para Xiaomi.

La industria es famosa por su intensidad y es seguramente el mercado más agresivo de la tecnología de consumo. Siempre hay un competidor dispuesto a recortarte en precio. Los clientes, gracias a la homogeneización de la experiencia que tienen los terminales con Android, optan por terminales más asequibles en la gama media.

No vemos a HTC o Sony en el mercado dentro de un año, ni a muchos fabricantes Chinos (...) Xiaomi va a pasarlo mal con sus inversores privados si no consiguen beneficios pronto.

El fabricante pekinés presentó en Barcelona un impresionante nuevo gama alta, el Xiaomi Mi 5, que pretende devolver el crecimiento a la marca que sufrió un revés duro en 2015, cuando su crecimiento quedó a casi 30 millones de unidades vendidas menos de las que esperaba a principios del año.

Tampoco tiene buenas palabras para Nokia, no les ve "reiniciando su marca y volviendo al mercado" pronto. Ve posible que mantengan licencias varias de su marca a fabricantes chinos, como lo que ya hizo con la Nokia N1, pero será difícil verles de vuelta como en otros tiempos.

Rick Osterloh, charlando sobre la industria del smartphone.

Rick Osterloh, charlando sobre la industria del smartphone.

Por si fuera poco, los terminales cada vez son más resistentes por fuera y las baterías no decaen tanto. Esto a su vez logra que los clientes cambien menos de terminal, añadiendo saturación a los mercados de occidente, hace que el movimiento se traslade a África, Latinoamérica e India, donde el precio medio de los terminales es mucho más inferior, y también el beneficio. En una industria donde sólo dos de sus fabricantes consiguen dinero al final del año, más y más fabricantes no verán sentido seguir. Motorola, ahora al cobijo de Lenovo, quiere utilizar estos trimestres para reorientar su estrategia, y por primera vez en trimestres, han conseguido acabar en números positivos.

Pudimos charlar también con Adrienne Hayes, Chief Marketing Manager de Motorola, que realizó un ejercicio de autocrítica con el Nexus 6, el terminal de 6" que hizo en compañía de Google, pero que "el mundo no estaba listo para un terminal tan grande".

Donde sí hay esperanzas, es con Moto Maker, el programa de personalización de terminales. Preguntados por Hipertextual afirman que intentarán "añadir capacidad de personalización interna" para que el cliente pueda, además de elegir cómo quiere que sea la apariencia de su terminal, también los componentes internos.

Los smartwatches, en los que Motorola fue seguramente, la que mejores críticas obtuvo con su aclamado Motorola 360 original y segunda generación, tampoco ven las cosas claras: "esperábamos que la adopción fuera mucho más rápida de lo que está siendo (...) incluso con Apple dentro del mercado actuando de impulsor de la categoría".

La realidad es que el software en smartwatches aún deja mucho que desear por norma general, y el precio mantiene fuera a la mayor parte de los interesados.

Más de: HTC, MOTOROLA, SONY, XIAOMI

Recomendados