Adam Sandler en una escena de The Ridiculous 6, la segunda película original de Netflix.

Desde que Adam Sandler abandonó Saturday Night Live, donde saltó al estrellato estadounidense y posteriormente al mundial, ha participado en múltiples películas icónicas, y "película de Adam Sandler" es ya un género cinematográfico propio. A pesar de ello, lo ha hecho siempre sin salir nunca de una terrible sarta de películas, salpicadas por alguna película especial para cada uno de nosotros, pero en general cada una peor que la anterior.

Adam Sandler es un género cinematográfico por sí mismoAlgunos tenemos 50 First Dates, The Waterboy, Little Nicky, Big Daddy o Punch Drunk Love entre nuestras películas que siempre nos hacen reír, a pesar de ser en general, como el resto de su carrera, regulares cuando no directamente terribles.

De ahí que muchos nos sorprendiéramos cuando Netflix firmó un acuerdo para producir y distribuir cuatro películas con Adam Sandler el año pasado, la primera de las cuales, The Ridiculous 6, ha sido recientemente publicada.

Una mancha negra

Adam Sandler y su amigo Rob Schneider no gustan a crítica ni público, y además causan los primeros bochornos a Netflix

Analizando las notas de crítica y público a través de Metacritic para las series y películas originales de Netflix —sin contar rescatadas como Arrested Development—, nos damos rápidamente cuenta del increíble nivel que tienen estas series.

En total hemos analizado 24 temporadas y películas distintas creadas por Netflix, con una nota media de público y crítica de casi 78 sobre 100. Entre las que destacan las segundas temporadas de House of Cards, Orange is the New Black y BoJack Horseman, y la nueva Master of None.

60 millones de dólares para dos horas terriblesAdam Sandler, con The Ridiculous 6, ha conseguido hasta el momento un 24 sobre 100 (17 sobre 100 si solo contamos la crítica), lo que la desvía en más de 50 puntos de la nota media. Puesto de otra forma, The Ridiculous 6 tiene un tercio de la calidad que de la habitual para series y películas originales de Netflix.

Pero más chocante es el presupuesto. Con 60 millones de dólares, The Ridiculous 6 ofrece dos horas de entretenimiento que quedan —si me permitís— ridículas comparadas con las trece horas de la primera temporada de House of Cards, que costó 100 millones de dólares. Dólar por dólar, minuto por minuto, House of Cards consiguió montones nuevos de clientes para Netflix, ¿qué nuevos clientes consigue Adam Sandler?

Queda por decidir si Netflix se equivocó, pero muy buenas tienen que ser las otras tres películas del contrato para compensar por el bochorno de este western/comedia.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.