India ha detectado que cuatro modelos de automóvil del grupo Volkswagen muestran emisiones en motores diésel superiores a los límites permitidos, así como variaciones sustanciales entre las pruebas realizadas en carretera a las realizadas en laboratorio.

Las investigaciones a los modelos Jetta, Vento, Polo y Audi A4 marcan variaciones grandes y 314.000 vehículos estarían potencialmente afectados, declara Ambuj Sharma, secretario del Ministro de Industria en una entrevista en Bombai.

Si dichos vehículos emplean dispositivos para trucar las pruebas, indicaría una actividad ilegal, aseguró.

Volkswagen tiene 30 días para responder a los hallazgos. El anuncio es uno más de la innumerable lista de frentes abiertos que tiene Volkswagen desde que en septiembre admitiera trucar las pruebas de emisiones en los EEUU durante años, provocando una severa caída en el valor de acción y cambios en la directiva.

La compañía aseguró, como recoge Bloomberg, que presentará los resultados de las emisiones provenientes de sus motores diésel a finales de noviembre, en total cooperación con el gobierno Indio.