Jessica Jones puede ser vendida como una serie de superhéroes de Marvel, pero en realidad es una historia sobre como una víctima de abuso lidia con el trauma e intenta sobreponerse a ello. Melissa Rosenberg ha hecho un trabajo formidable con los personajes, ha tirado a la basura el cliché del personaje femenino fuerte que es "fuerte" solo por adoptar conductas masculinas, sino que ha hecho un personaje complejo que simplemente es mujer.

Una linea muy fina entre ficción y realidad

Cuando hablas de Kilgrave lo único que hace falta es imaginar por unos segundos que el villano de Jessica Jones no tiene superpoderes de control mental para quedarnos con un hombre abusivo y con poder que además se cree con derecho sobre Jessica porque en su mente está convencido de estar enamorado de ella. Este hombre puede ser cualquiera, y es justamente lo que hace al villano de esta serie tan espeluznante.

Kilgrave en un momento de autocompasión que Tennant representa de la forma más que creíble posible, casi te hace por un segundo sentirte mal por él cuando cuenta que nunca sabe cuando la gente de verdad quiere hacer algo y no son sus poderes mentales actuando, y utiliza esta excusa para justificar el abuso físico y mental al que sometió a Jessica durante meses. Es hasta capaz de acusar a Jessica de mentir cuando dice que no disfrutó el sexo, que la violó, y que ella no lo deseaba. ¿Suena familiar? Es lo que le dicen en todo el mundo a miles de víctimas de abuso sexual cuando tienen el valor de hacer una denuncia.

jessica jones

La cultura de la violación le dice a un hombre que si él está enamorado de una mujer, está justificado querer tener sexo con ella y la mujer pues lógicamente debe desearlo. La cultura de la violación le dice a un hombre que si una mujer le sonríe mucho, es probable que quiera tener sexo con él, nunca le pasa por la mente que una mujer sonríe educadamente por miedo a parecer "hostil" y evitar que alguien la viole o la maté al salir de un bar. La cultura de la violación le dice a un hombre que si una mujer es su esposa, su novia, su amante, o alguna vez ha tenido sexo con ella, o se ha dejado tocar por él, esto le da automáticamente consentimiento para el futuro y por toda la eternidad.

La cultura de la violación le dice a un hombre que si lleva a una mujer a los mejores restaurantes, le compra joyas y la lleva a la suite presidencial de un hotel, se justifica que espere sexo a cambio. Kilgrave usas esas palabras exactamente, para explicar por qué el no cree que violó a Jessica. No basta con que Jessica le diga en su cara que él abusó sexualmente de ella, así como su consentimiento no importa, tampoco es válida su acusación. La cultura de la violación le dice a un hombre que si en su mente hay consentimiento, no importa lo que diga una mujer antes, durante o después, incluso si la palabra que más repite es "no".

Superar el abuso

jessica jones

Donde Jessica Jones brilla por encima de todo, es en como trata el proceso que vive una víctima de abuso para superar el trauma. Como mujer es muy fácil sentirse identificada con el miedo a estar completamente indefensa ante un hombre, no solo en la calle, sino en muchos casos en tu propia casa. Lamentablemente la sociedad en la que vivimos se burla, descalifica, y muchas veces ataca a las mujeres que son víctimas y hablan.

Una mujer tiene que cuidar la forma en que se viste, habla, a dónde sale, a qué hora, y con quién. Una mujer vive toda su vida con miedo, miedo a que un hombre la viole o la mate. No importa que en el ascensor se encuentre el tipo más decente de la historia, si eres mujer y estás sola con él por unos minutos y es un desconocido, no puedes evitar sentir miedo. Miedo a que el taxista no esté usando un atajo sino yendo a un lugar alejado para abusar de ti, miedo a que el hombre que te mira mucho en el tren no esté solo admirando tus piernas sino esperando la siguiente parada para seguirte a casa y lastimarte. Esta es la vida normal para una mujer que nunca ha sido víctima de abuso, pero vive con miedo a serlo. Cuando te ha pasado al menos una vez, el miedo se convierte en terror.

Jessica Jones representa muy bien esa sensación absoluta de inseguridad y temor que siente constantemente quien ha sido abusado. Jessica tiene estrés postraumático, vive mirando detrás de su hombro, siempre está a la defensiva, y todo eso simplemente le quita mucha energía para funcionar como un ser humano normal. La serie no necesita mostrar la violencia de una violación por simple shock value como hacen hasta el cansancio en la TV y el cine constantemente sin tomarse la molestia de presentar como semejante evento cambia por completo la vida de una persona. Jessica Jones en cambio, muestra la violencia a la que es sometida una mujer por el resto de su vida, como es difícil relajarse, confiar en otros, o siquiera dormir en paz. Hope es el ejemplo más desgarrador que la serie nos presenta, y nuevamente, solo basta sacar la ficción de los superpoderes de la ecuación para darse cuenta de lo realista de la situación. Como la sociedad acusa a las victimas y literalmente las tortura para defender su amada cultura de la violación donde los hombres son como son y las mujeres solo buscan atención.