• Calle Birch
  • Camino Higgings
  • Callejón Cobalt

Son las palabras que repite nuestra protagonista cuando está a punto de tener un ataque de pánico. Jessica es una victima de abuso, sufre de estrés postraumático, es alcohólica, y no tienen ni una sola relación personal estable en su vida. Jessica está rota, y aunque en su mente está años luz de ser una heroína, su comportamiento es, en la mayoría de los casos, bastante heroico.

Netflix se ha graduado con honores en el año 2015 como productor de contenido original. Se ha sacado de la manga algunas de las mejores series nuevas de todo el año, y ha mantenido el nivel muy alto con sus ya veteranas de tres años, House of Cards y Orange is the New Black. El acuerdo al que llegó con Marvel para crear cinco nuevas series de televisión basadas en algunos de sus superhéroes menos conocidos, ha terminado por opacar a cualquier superproducción de Hollywood que hayamos visto en décadas. Marvel y Netflix son una pareja hecha en el cielo, y Jessica Jones es hasta ahora el mejor fruto de su unión.

Terror psicológico

jessica jones

Jessica Jones no es una serie para todo público, es bastante perturbadora, violenta, y pesada de digerir. No es una historia del bueno y el malo, donde el campeón sale victorioso, todos son rescatados por el héroe y al final viven felices para siempre. Jessica Jones es real, a pesar de ser en parte ciencia ficción. No es un ser con superpoderes que busca salvar el mundo, apenas intenta salvarse a sí misma y a los pocos que le importan.

No está de más advertir a quién no la ha visto, que es una serie para adultos, y que puede herir mil y un sensibilidades. Pero, es lo mejor que vas a ver en la televisión en mucho tiempo.

La forma en la que ha sido escrita, producida y dirigida esta serie, ha hecho que como espectador puedas sentir muy de cerca la ansiedad, el miedo y la desesperación que acompañan no solo a Jessica sino a varios de los personajes secundarios. En más de una ocasión se usa un humor muy negro y sarcástico para aligerar la tensión de forma muy efectiva. Sin embargo, si eres muy empático, te vas a sentir mal en varias ocasiones. El primer capítulo lo deja bien claro al final, y en definitiva te hará decidir que quieres ver toda esta serie o abandonarla para siempre porque es mucho para ti.

El villano definitivo

jessica jones

David Tennant como Kilgrave

Una de las quejas más comunes cuando se habla de historias de superhéroes, es que el villano no está a la altura de las circunstancias. Todos estamos de acuerdo que para que un héroe tenga sentido, tiene que enfrentarse a un nemesis que valga la pena. El antagonista es tan importante como nuestro personaje principal, es la combinación de los dos, la intensidad de su enfrentamiento, lo que los convierte en memorables.

Tennant logra el mejor supervillano que he visto en mi vida, y sin amenazar con destruir al mundo.

David Tennant es simplemente magistral como Kilgrave, es escalofriante, y sus monólogos te pondrán la piel de gallina. No es de los mejores villanos que he visto, es el mejor villano que he visto. Pero lo que lo hace tan especial, no es solo lo espeluznante que resulta, o el poder que tiene, el terror que siente Jessica de ser controlada por él, o el daño que puede hacer al controlar a otros. Lo que hace a Kilgrave el mejor villano que jamás he visto en una historia de superhéroes, es como depende totalmente de Jessica para lograr su cometido.

Voy a dar algunos ejemplos para explicarme mejor: en las películas de Batman de Christopher Nolan (de mis favoritas), el Joker de Heath Ledger y el Bane de Tom Hardy son fenomenales, pero se roban el show. Son absolutamente más memorables que Batman. Lo mismo se repite en otras películas de este tipo, y en casos peores el villano es tan pusilánime que sentimos que nuestro héroe no hizo mucho esfuerzo para derrotarlo.

Kilgrave es real

jessica jones

Lo que hace a Jessica Jones tan especial, son los paralelos de esta ficción con la realidad a la que se enfrentan todas las mujeres del mundo toda su vida: el miedo a sentirse indefensas ante un hombre con poder. Si sacamos los poderes de control mental de Kilgrave de la ecuación, nos queda un hombre como cualquier otro que con dinero y poder se puede equiparar bastante. Es un miedo completamente real, con el que es fácil identificarse. No se le puede dar todo el crédito al guión, Krysten Ritter hace un trabajo fenomenal, es como si este papel la hubiese estado esperando toda su vida.

Este es el papel que estuvo esperando a Krysten Ritter toda su vida.

Kilgrave logra infundir miedo no solo en Jessica, sino en el espectador. Este ser despreciable y sádico, es capaz de las cosas más terroríficas que puedas imaginar, y no necesita siquiera mover un dedo para demostrar el alcance de su poder. Este villano no está interesado en destruir al mundo, sino en destruir el mundo de Jessica, dejando una estela de sangre en su camino y haciendo sentir a su victima como la culpable de sus actos.

En Jessica Jones se sienten suspendidas todas las garantías de que nuestra heroína saldrá triunfante, algo sumamente difícil de lograr en la televisión y el cine modernos. Esa sensación de que el bueno podría no ganar, está omnipresente durante los 13 episodios. Jessica ya ha sido derrotada por Kilgrave antes, es la razón principal de todos sus temores, inseguridades, y de la forma autodestructiva en la que vive. A veces se hace difícil estar del lado de Jessica cuando no parece querer cambiar ninguna de sus conductas tóxicas, cuando Kilgrave deja de controlarte, tus decisiones son tu responsabilidad y de más nadie.

Lo que hace a un héroe

Jessica Jones

No puedo esperar por que este hombre tenga su propia serie

Los héroes que solo sueñan con hacer el bien y vivir la vida como unos sufridos, son cansones, planos y aburridos. Mis disculpas, Superman. Jessica Jones es una persona real, con problemas y que toma malas decisiones. Jessica no ha tenido una vida fácil, y como ella misma lo dijo, no es la única, pero al menos no ha ido a pagar sus rabias con los demás, en cambio lo ha hecho consigo misma.

Jessica no busca salvar al mundo, apenas intenta salvarse a sí misma y a las personas que le importan.

Jessica, como todo el que ha sufrido abuso, siente una gran culpabilidad y lucha todos los días por convencerse de que es una victima, pero al mismo tiempo no quiere sentirse como tal para no demostrar debilidad. Jessica es una contradicción ambulante, una mujer que aunque tiene superfuerza y puede "volar" es bastante insegura. Su personaje tampoco vive una transformación drástica y difícil de creer, sino que aprende un poco a lidiar mejor con las cosas y al mismo tiempo recae un millón de veces en malos hábitos.

A pesar de todos sus defectos, Jessica está dispuesta a enfrentarse al mayor de sus miedos no solo para salvarse a sí misma, sino para salvar a otros. Aún cuando sus poderes no le sirvan de nada frente a su enemigo, Jessica decide no huir y enfrentarlo con lo que tenga a la mano, incluida la ayuda de los demás. Esto es precisamente lo que la convierte en una verdadera heroína.

Luke Cage y Trish

jessica jones

Además de presentarnos un héroe y villano formidables, Jessica Jones también nos muestra excelentes personajes secundarios. Luke y Trish son, cada uno en momentos diferentes y de formas diferentes, el apoyo y compañero que Jessica necesita para, no solo vencer a su enemigo, sino para reconciliarse consigo misma.

Ambos personajes son tratados de forma excelente. No tenemos una amiga a la que ir a llorarle en el hombro, que no puede cuidarse sola y hay que salvar todo el tiempo; o el novio bobo con el que terminas todas las semanas y que se siente amenazado por tu fuerza o porque tomes tus propias decisiones. Las relaciones que Jessica tiene con Trish y Luke se siente sumamente reales, los personajes han sido bien construidos, no giran completamente alrededor de Jessica, no son victimas ni salvadores, simplemente son personas que forman parte de su vida, que están ahí, y que son importantes para Jessica.

Jessica Jones no es solo lo mejor que ha hecho Marvel, es en mi opinión, lo mejor que se ha hecho con el género. Un balance perfecto entre villano y héroe, una historia atrapante con un mensaje fuerte de fondo, personajes que se sienten auténticos, además de mucha acción y candados rotos.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)