política de nombres reales facebook
Facebook por SimonQ bajo licencia CC BY NC ND 2.0

Durante mucho tiempo, los activistas de derechos humanos y derechos digitales de diversos países **han pedido a Facebook, de las más diversas maneras, que reconsidere su política de nombres reales**, pero la red social reiteradamente se ha negado. Sin embargo, recientemente, luego de **un último esfuerzo** llevado a cabo de manera conjunta por varias organizaciones internacionales, **Facebook ha declarado que hará ajustes en los meses por venir.**

En la carta, suscrita por diversas asociaciones como la EFF, APC, Global Voices Advox y otras, unidas bajo el nombre de ***Nameless Coalition***, se expone **el profundo sesgo cultural y socioeconómico que implica la política tal como es ahora**, y proponen algunos cambios. En la actualidad, Facebook requiere que los usuarios **creen sus perfiles bajo sus nombres reales**, ya que, según afirman, esto motiva a las personas a comportarse mejor en sus interacciones en la red social. Sin embargo, y ésta es una de las principales críticas al sistema, el único mecanismo que Facebook posee para determinar si un usuario está empleando su «nombre real» **es el reporte de otros usuarios de que creen que un nombre determinado es «falso».**

Esto trae como consecuencia un sinnúmero de efectos indeseados; por ejemplo, **algunos usuarios pueden emplearlo para silenciar, al menos de manera temporal, a una persona, como mecanismo de acoso.** Y en muchos casos, estas personas se encuentran en situaciones donde pueden ser especialmente susceptibles tanto a circunstancias de acoso, como a casos en los cuales su «nombre real» no es tan fácil de dirimir: por ejemplo, **en la comunidad LGBT, uno de los grandes propulsores de este reclamo a la red de Zuckerberg**.

Hello My Name Is por Robert Occhialini bajo licencia CC BY NC 2.0.

Para algunas personas, perder acceso a su cuenta de Facebook puede ser simplemente un inconveniente pasajero, pero para otras puede significar mucho más, inclusive **cortando su mecanismo de comunicación principal con su familia, sus amigos o su comunidad de apoyo**. En el caso de activistas LGBT, separarlos de sus redes, donde hacen vida cotidiana y las cuales los conocen por sus nombres elegidos, no necesariamente los legales, este riesgo se convierte en una verdadera vulnerabilidad.

Como respuesta, al menos parcial, a las solicitudes hechas en esta carta, Facebook anunció que **comenzará a probar algunos ajustes a su política a partir del próximo mes de diciembre**. Los cambios incluyen requerir más explicaciones por parte de los usuarios que reportan a otros por violar la política de nombre real, con la finalidad de impedir que este mecanismo sea usado para silenciar o acosar a otros.

Facebook afirma que, además, dará a los usuarios la oportunidad de escribir al equipo de soporte para **explicar las razones detrás del nombre que han elegido**. Hasta ahora, la red simplemente **exigía un mecanismo de confirmación del nombre legal de la persona** (léase, un documento de identificación) sin dejar ningún espacio para el contexto de la situación.

No obstante, y a pesar de que este pequeño ajuste se considera un paso positivo en la dirección correcta, la comunidad de activistas aún apoya los cambios requeridos en la carta y los cuales Facebook no ha manifestado intenciones de adoptar, como por ejemplo, **el compromiso de permitir el uso de seudónimos en aquellas situaciones donde el uso del nombre legal podría poner a alguien en peligro**. Después de todo, detrás de esta discusión se encuentra un asunto mucho más complejo: **nuestra identidad en línea y cómo ésta se relaciona, de manera cada vez más inseparable, con quienes somos en la vida AFK**.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.