La Cumbre del Clima ha arrancado hoy en París con el fin de lograr una alianza internacional para frenar el cambio climático. Desde hoy hasta el próximo 11 de diciembre, 150 jefes de estado y de gobierno buscan llegar a un acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Llegar hasta aquí no ha sido fácil. Los intereses económicos alrededor del cambio climático provocaron que durante décadas se negara la evidencia científica. Pero los diferentes informes del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), grupo de trabajo de Naciones Unidas, han advertido sobre el impacto de este fenómeno en forma de desastres naturales o problemas de seguridad alimentaria.

Los desafíos que tiene por delante la Cumbre del Clima de París (COP21) se centran en varios aspectos: el incremento de la temperatura, el aumento del dióxido de carbono atmosférico, el impacto sobre el nivel del mar o la acidificación de los océanos, entre otros. Cuestiones que marcarán el devenir del planeta, como se muestra en los siguientes gráficos.

Aumento de las temperaturas

cambio climático

2015 ya ha sido considerado como el año más cálido según los registros. De acuerdo a los estudios del IPCC recogidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, "el calentamiento del sistema climático es inequívoco". Esto produce a la vez los siguientes efectos:

  • La atmósfera y los océanos se han calentado.
  • La cantidad y extensión de las masas de hielo y nieve han disminuido.
  • El nivel del mar ha subido.
  • Las concentraciones de gases de efecto invernadero han aumentado.

Con una probabilidad superior al 95%, el ser humano está detrás del cambio climático. El aumento observado de la temperatura desde 1951 hasta 2010 se debe al incremento de los gases de efecto invernadero, en particular, por el aumento de los niveles de dióxido de carbono. Por eso es fundamental reducir al máximo su concentración y emisión. Sin embargo, los expertos coinciden al destacar que "el cambio climático está comprometido por las emisiones pasadas, presentes y futuras", debido a la larga permanencia en la atmósfera del CO2 ya emitido.

Ante ese escenario, la Cumbre del Clima de París tiene como objetivo principal respetar el límite de los 2ºC. Esta barrera es considerada por los expertos el "nivel de riesgo aceptable" de acuerdo a la evidencia científica, los intereses económicos y las políticas climáticas. Se considera que si nos mantenemos por debajo del aumento de los 2ºC de temperatura respecto a las épocas preindustriales, los efectos no serán irreversibles aunque no signifique que evitemos cualquier impacto sobre el planeta.

Reducir las emisiones de CO2

cambio climático

Según los expertos, "las emisiones antropogénicas de CO2 acumuladas desde el comienzo de la revolución industrial deberían limitarse a aproximadamente 1000 PgC si se quiere restringir el calentamiento a 2ºC respecto a la época preindustrial". Solo hay un problema añadido: aproximadamente la mitad (entre 460 y 630 PgC) ya se había emitido en 2011. Frenar el cambio climático pasará, sin duda, por reducir de forma sostenida y sustancial las emisiones de gases de efecto invernadero.

Con esa finalidad, Naciones Unidas ya ha planteado medidas como la inversión en energías limpias, la reducción de la deforestación -los bosques actúan como auténticos "sumideros de carbono"- o el límite de emisiones procedentes de vehículos. Factores como el aumento de la flota de automóviles -que se verá triplicada en 2050- o el caso Volkswagen pueden ir en contra de los buenos propósitos contra el cambio climático con los que se ha inaugurado la Cumbre de París.

Evitar el aumento del nivel del mar

cambio climático

Al hablar de cambio climático, tendemos a pensar en un problema futuro. Nada más lejos de la realidad, pues según afirman todos los especialistas, sus consecuencias ya están aquí. El pasado mes de agosto, un estudio de la NASA dio a conocer el incremento del nivel del mar desde 1880 hasta 2013. En el último siglo, según la agencia norteamericana, el aumento ha sido de 23 centímetros. Desde 1992, este incremento ha sido de ocho centímetros, aunque este patrón no sea uniforme en todo el planeta.

De acuerdo a Tom Wagner, "la sociedad debe entender que el planeta no sólo está cambiando, sino que ya lo ha hecho". Y las predicciones a medio plazo son sencillamente devastadoras. Las estimaciones de la NASA apuntan que el nivel del mar en 2100 llegará a subir un metro, como consecuencia del incremento de las temperaturas -que hace que las moléculas de agua necesiten más espacio para moverse- y del derretimiento de los casquetes polares.

cambio climático

La Cumbre de París está llamada a marcar un punto de inflexión en la lucha contra el cambio climático. Los 195 países presentes y la Unión Europea tienen la obligación de llegar a un acuerdo universal y equilibrado para no alcanzar la barrera de los 2ºC. Para ello, según explicaba Adeline Marcos en Agencia SINC, "las emisiones deben reducirse de 40% a 70% en 2050 respecto a los niveles de 2010". ¿Será la capital francesa la que diga adiós de manera definitiva al Protocolo de Kioto y supere otros sonados fracasos como los de la Cumbre de Copenhague? Lo veremos durante los próximos días.