No podríamos vivir sin Nintendo. Imaginar una industria del videojuego sin los padres de la Nintendo 64, la GameBoy, Mario o The Legend of Zelda roza lo doloroso. Por eso, concuerde más o menos con sus movimientos, me apena la situación actual de la compañía nipona, con una 3DS en estado comatoso después de dos o tres grandes años y una Wii U que jamás ha terminado de arrancar.

Es por ello que no deja de ilusionarme leer sobre su nueva consola de sobremesa, de nombre en clave NX, y más en unos últimos días donde no ha dejado de salir información al respecto, apuntando decisiones muy interesantes a priori que, de cumplirse, podrían contentar a muchos aficionados a los videojuegos.

Son demasiadas las cosas que Nintendo ha hecho mal con Wii U a las que debe poner remedio

Si Wii U puede considerarse un fracaso es por múltiples mótivos: el nulo apoyo de las third, la pésima estrategia de marketing siguiendo con Wii en el nombre, un precio algo elevado con respecto a la competencia, una potencia técnica a caballo entre generaciones, restricciones absurdas y una infraestructura online deficiente. En resumen, es mucho el trabajo que Nintendo tiene por delante para volver a atraer a los que hemos comprado Wii U y, sobre todo, convencer a los que llevan un tiempo considerable alejados de la marca.

Los rumores que comentamos la pasada semana, a raíz de una noticia del Wall Street Journal, apuntan a una suerte de consola híbrida que aunaría un dispositivo de sobremesa y otro portátil totalmente compatible. Sobre el papel, parece que hablamos de llevar el control remoto de Vita en PS4 a otro nivel. O, directamente, explotar más y mejor el binomio Wii U y Gamepad.

La principal duda aquí sería qué tipo de compatibilidad habría entre ambos dispositivos y, sobre todo, si el aparato portátil podría equipararse a la consola de sobremesa en potencia. ¿Un consola que puedas llevar en el metro comparable a PS4 y Xbox One en potencia? Parece rozar la utopía con lo que lo más lógico es pensar en otro tipo de funcionalidad como el servicio GRID de la tablet Nvidia Shield o la posibilidad de acceder a una porción reducida del juego si estamos lejos de casa. Sea como fuera, esta simple incógnita es suficiente como para, al menos, tener cierta expectación sobre este nuevo proyecto.

Pero si echamos a volar la imaginación (y las ganas, claro) son muchas las cosas que Nintendo debería cambiar con la llegada de NX. Empezando por lo evidente, el nombre: ya es hora de dejar atrás el éxito arrollador de la primera Wii y no seguir con dicha marca comercial cuando la propuesta no tiene nada que ver. Así solo se puede caer en confusiones sobre compatibilidad entre máquinas, periféricos y demás. Eso ha sido, sin duda, uno de los grandes lastres de Wii U.

¿Supondrá el dispositivo híbrido la unión de lo mejor de Wii U y 3DS?

Encontrarnos con una máquina igual de potente, o más, que Playstation 4 y Xbox One es, también, algo prácticamente obligatorio. De no ocurrir, Nintendo volvería a ir descabalgada en lo que a generaciones se refiere y el apoyo de las third party volvería a brillar por su ausencia, dañando enormemente la cantidad y variedad del catálogo. Quizá las consolas de Nintendo son las que más se pueden permitir vivir a base de exclusivos pero jamás se convertirán en primera opción para los millones y millones de personas que quieren disfrutar anualmente de FIFA, Assassin’s Creed, el último Metal Gear o lo nuevo de From Software.

Nintendo NX 2

Pero si hay un sector donde Nintendo debe meter mano con urgencia, ese es el de internet. Así, a nivel general. Desde dar un completo y necesario lavado de cara tanto a la eShop como, sobre todo, a las posibilidades online de la consola (amigos, grupos, chat de voz, invitaciones, etc.) dejando a un lado restricciones absurdas (¿soy el único que recuerda la obligatoriedad de descargar contenido +18 a partir de las 00:00?) y entrando en una batalla en la que Sony y Microsoft llevan más de una década.

Igual de arcaica es la estrategia de la Gran N en lo tocante a Youtube y su contenido en una comunidad que no deja de crecer. Los youtubers ya son, sin asomo de duda, voces con una gran influencia en la industria. Y creo que cualquiera pueda ver que partir peras con creadores seguidos por decenas de millones de personas no es lo más inteligente.

Grandes exclusivos, el apoyo de las third party y hasta reediciones HD. Nintendo tiene mucho que ofrecer en el catálogo de NX

Pero, al fin y a la postre, hay que volver a lo importante: ¿qué sería de una consola sin videojuegos? Es cierto que Wii U ha contado con títulos excelentes como Super Mario 3D World, Donkey Kong Country: Tropical Freeze, Bayonetta 2, Mario Kart 8 o Super Smash Bros y experimentos más que notables como Captain Toad: Treasure Tracker o Splatoon pero hay que hacer más y mejor en este sentido; NX necesita llegar a las tiendas con un catálogo que convenza al jugador (los juegos que acompañaron a Wii U en su lanzamiento fueron escasos y mediocres en su mayoría) y, sobre todo, que vuelva a representar tanto la variedad de franquicias con las que cuenta la compañía como la capacidad de innovar y hacernos llegar nuevas y frescas propiedas intelectuales.

Con todo esto, se me pasa por la cabeza que la consola podría llegar a las tiendas acompañada de ese nuevo The Legend of Zelda (al mismo tiempo que se lance en Wii U, como ocurriera con Twilight Princess) que llevamos mucho esperando y, visto el tiempo transcurrido desde 3D World, un nuevo juego del fontanero de un empaque equiparable a los ya históricos Galaxy de Wii. Si a eso se le suma, poco a poco, el retorno de Metroid, el tan demandado F-Zero, la estrategia de Advance Wars o un Splatoon más grande y mejor así como la ristra de franquicias de presencia obligada (SSB, Mario Kart, Mario Party, etc.) y, como decíamos, nuevas IP, resultaría muy difícil no terminar cayendo ante los encantos del desarrollo nipón.

Nintendo NX

De hecho, aunque no sea partidario de este tipo de desarrollos, salpicar el catálogo con ciertas reediciones en HD de grandes títulos pasados como, por ejemplo, ambos Super Mario Galaxy, The Legend of Zelda: Skyward Sword o …. Me parecería un movimiento inteligente de cara al comprador alejado de la marca durante las últimas generaciones.

Todo lo relacionado con nternet es otro de los principales puntos negros de la compañía

Y sobre este mismo punto, el de rentabilizar antiguas joyas, Nintendo es la que más puede ganar. En un territorio donde Playstation Plus y Games With Gold suponen un éxito comercial, ofrecer una cuota de suscripción para tener acceso tanto a juegos clásicos (el extensísimo catálogo de NES, SNES, N64 o GBA visto en Wii U es un gran ejemplo) como a lanzamientos recientes (lo ideal sería dejar el acceso al juego en línea fuera de la ecuación) supondría un tremendo valor añadido.

Y todo ello, ojo, sin olvidar que de cumplirse la unión de un dispositivo de sobremesa con otro portátil podría llevar a que se unificaran las franquicias exclusivas de ambas máquinas. Desde aquí afirmo sin asomo de duda que la simple posibilidad de ver una entrega principal de Pokémon en una consola de sobremesa me haría comprar NX sin pestañear. Eso sí, parece demasiado bonito para ser ver.

Nintendo NX 3

¿Llegada a las tiendas? ¿Precio? Sobre lo primero, teniendo en cuenta que los kits de desarrollo empezaron a enviarse la pasada semana resulta difícil pensar en un lanzamiento durante el próximo año. Aún así, la propia Nintendo confirmó que mostrarían NX en el E3 2016 con lo que la posibilidad sigue vigente. Y si hablamos de euros o dólares, sería un suicidio comercial aterrizar con un precio notablemente superior al de su competencia directa pero, si pensamos en la propuesta y en un hardware más puntero, parece la decisión lógica.

En definitiva, el presente artículo supone una especie de carta a los Reyes Magos o el Santa Claus de la industria del videojuego. Pase el tiempo que pase, elucubrar sobre cómo será la próxima consola en llegar a las tiendas sigue siendo uno de esos pequeños placeres de la industria del videojuego. ¿Qué le pedís a Nintendo de cara al lanzamiento de NX? Parece claro que, con la idea de llegar a los móviles y con un nuevo presidente, están inmersos en una época de cambios. ¿Será NX la culminación de una nueva Nintendo?

👇 Más en Hipertextual