A pesar de que los lobbies del copyright ven Internet como el demonio, una maldición que debe ser conjurada, cada vez más existen otras iniciativas que son capaces de ver su potencial como herramienta de multiplicación y difusión de la cultura. Europeana, un portal lanzado en 2008, es uno de los proyectos culturales más ambiciosos de la Unión Europea, conteniendo un fondo de más de 20 millones de obras de 28 países distintos, que se encuentran disponibles bajo licencias libres.

En esta enorme biblioteca puedes encontrar libros, periódicos, revistas, cartas, manuscritos, diarios, documentos de archivo, cuadros, pinturas, mapas, dibujos, fotografías, música, tradición oral grabada, emisiones de radio, películas y otros archivos en 45 idiomas, provenientes de más de 2.200 organizaciones culturales, incluyendo bibliotecas y museos como el Louvre, las cuales contribuyeron sus contenidos a Europeana y colaboraron con el proceso de catalogar estos millones de obras e identificar el estado de los derechos, a fines de determinar si estas obras pueden ser compartidas y reutilizadas por otras personas.

europeana
Agence de presse Mondial Photo-Presse. 1933. BnF, dominio público.
Subtítulos por Yvette Hoitink.

Europeana funciona a partir de la colaboración con los agregadores, que es como se denomina a las instituciones que se encargan de recopilar las obras u "objetos digitales" y transmitirlas a Europeana. De este modo, los contenidos siguen en las instituciones y Europeana funge como un portal de acceso y de búsqueda para todas estas inmensas bases de datos.

La finalidad que se persigue al crear este fondo es contribuir al crecimiento del dominio público, ese espacio de generación, intercambio y creación colectiva sobre una cultura compartida por la sociedad, sin derechos reservados. Quien entre en Europeana encontrará material innumerable para reproducir, transformar y recrear la cultura de nuestros antepasados y convertirla en nuevas creaciones.

europeana

Hay una app para eso

Por supuesto, en la era en la que vivimos no existe un proyecto completo si no tiene una aplicación que lo acompañe. Europeana ha desarrollado una app que puede descargarse en iTunes o en Google Play, cuya interfaz se encuentra traducida a siete idiomas distintos, incluido el español, y a través de la cual se puede explorar un fondo de 350.000 imágenes, en alta resolución y que pueden ser utilizadas libremente, inclusive con fines comerciales. Además de esto, la aplicación es de código abierto.

La base de datos incluye variadas colecciones que van desde la Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico hasta el Jardín Botánico Real de Edimburgo, pasando por el Rijksmuseum y el Museo de Rotterdam. Una vez dentro de la aplicación, puedes explorar las obras por palabras claves o por tema; las imágenes están clasificadas en cuatro categorías principales: mapas y planos, tesoros del arte, tesoros de la naturaleza e imágenes del pasado. También es posible -al igual que puede hacerse en la página web- crear una colección personal y compartirla con otras personas.

GIFs de los años 20

Casi como si necesitaran demostrar que están al día con la tecnología, el equipo de Europeana hace un amplio uso de redes sociales, disponiendo de tablones de Pinterest para exhibir algunas obras destacadas en colecciones, y llevando a cabo concursos cada cierto tiempo. El más reciente, muy a tono con la dinámica de Internet, te invita a desarrollar tus propios gifs animados.

Gif It Up 2015 está abierto desde el 12 de octubre y hasta el 21 de noviembre, y te invita a encontrar material que esté en dominio público o bajo licencias abiertas en las bibliotecas de Europeana, DPLA, DigitalNZ y Trove, y crear a partir de él un gif animado. Hay premios disponibles, y las bases completas pueden encontrarse en la página del concurso. Lo que no tiene precio es su tumblr:

europeana
GIF IT UP 2015 entry from Brendan Graham. Material fuente: Auckland Libraries via DigitalNZ.
Este GIF está bajo una licencia CC-BY 3.0.