Todavía me estremezco al recordar como una buena amiga mía contaba su experiencia. "Había una especie de rugido bajito pero constante. Todo se movía, como si fuéramos borrachos y de pronto el asfalto de la entrada se partió bajo mis pies". Esta es la experiencia que vivió allá por 2010 ante uno de los terremotos más fuertes de la historia de Chile, cuando se encontraba estudiando en Concepción. Recientemente, el país sufría otro sismo. Un terremoto en Chile de al menos 8.4 sacudía la tierra de nuevo. Los chilenos están acostumbrados, si es que eso se puede decir así. Pero los que somos de fuera seguimos sintiéndonos sobrecogidos con la entereza con la que viven estos fenómenos. ¿Qué demonios le pasa al suelo? ¿Por qué hay tanto terremoto en Chile?

El terremoto en Chile, a estas horas

Hasta el momento, tenemos noticias de que hay al menos 10 muertos por culpa del terremoto en Chile y más de un millón de evacuados. Se han producido al menos 70 réplicas de menor magnitud aunque también bastante considerables. El estado está en activo desde casi el primer minuto del sismo que duró unos 3 minutos. El país, acostumbrado a eventos como este tiene una política de emergencias bastante afinada. Gracias a esto, en muchas ocasiones, se reduce al mínimo los daños de un fenómeno catastrófico. La presidenta, Michelle Bachelet viajará este jueves a la región de Coquimbo, que ha sido la más afectada. La provincia de Choapa, comprendida dentro de Coquimbo, ha sido declarada zona de desastre. Y es que un terremoto de 8.4 tiene consecuencias devastadoras. El sismo se ha dejado sentir en Buenos Aires; las costas californianas han cerrado algunas playas debido a las grandes olas producto del tsunami. Existe miedo de que un maremoto pueda asolar algunas ciudades costeras chilenas. Seguiremos atentos, para informar de cualquier novedad que pueda surgir.

El cinturón de fuego

A estas alturas casi todos sabemos que los movimientos sísmicos se deben principalmente a la actividad geológica. De esta actividad, la deriva de las placas continentales es la gran culpable. Chile y toda la costa andina se encuentra en el borde de choque de dos grandes placas: la plaza de Nazca y la placa de Sudamérica. Estas forman parte de lo que se conoce como cinturón de fuego. Éste forma una especie de anillo que recorre toda la cuenca del pacífico, produciendo algunas de las zonas más activas de todo el planeta. Las placas, en su movimiento, tienden a "subducir", es decir, hundirse, y a surgir lentamente, según se calientan y enfrían.

terremoto en Chile

La combinación de estos movimientos, que se producen por la energía interna de la tierra, es lo que provoca el movimiento tectónico. Es un fenómeno complejo y de magnitudes enormes, tanto en espacio como en tiempo. Sin embargo, en esos puntos donde las placas son más activas, al desplazarse, las placas rozan, interactúan, chocan. Estos movimientos, al ser tan titánicos, provocan los sismos. En el caso de Chile, la placa de Nazca se hunde bajo la sudamericana a una velocidad bastante alta. Esta es la razón principal de que el país esté sujeto a tanto terremoto y de tanta magnitud.

La energía en la falla

Tras el terremoto de 2010, los expertos preveían lo peor. El instituto de geofísica y vulcanología italiano, cuya experiencia con L'Aquila es digna de mención, coordinó un estudio internacional para estudiar el enorme terremoto de 8.8. Las conclusiones que dieron no eran nada halagüeñas: la falla estaba conteniéndose. Conservaba energía y todavía era capaz de producir réplicas de al menos una magnitud similar. La noticia no pretendía ser alarmista. Sencillamente, Chile sabe que está en un lugar peligroso a nivel geológico. Así que había que estar atento.

Terremoto en México

De hecho, los vaticinios se han hecho realidad. Desde 2010 al menos 3 han sido las replicas de al menos 7 en la escala Mercali en el país. Ahora, en 2015, parece que el nuevo terremoto en Chile no es una replica más. Aunque esto no se sabrá hasta que se haya estudiado por completo el sismo. Aunque se ha producido a cientos de kilómetros del epicentro del terremoto de 2010, podría ser solo producto de la misma falla y el mismo movimiento. Como ya hemos dicho, los movimientos tectónicos son titánicos tanto en tiempo como en espacio.

Y ahora, ¿qué?

Las 24 horas tras un sismo son cruciales. Las réplicas, aunque de menor magnitud, puede resultar aún más devastadoras. Una réplica es capaz de desplomar un edificio ya vencido pero que resiste. Además, puede pillar desprevenido a las personas que tratan de recuperar sus pertenencias o incluso a los servicios de emergencia. Se considera una réplica a un terremoto de menor intensidad que ocurre los días posteriores a un terremoto principal. Es algo curioso porque si el terremoto es de mayor magnitud, entonces, se le considera un terremoto y al anterior se cataloga como un terremoto premonitorio. Como ya os contamos Las 24 primeras horas son cruciales debido a la posibilidad de réplicastiempo atrás, todavía sabemos muy poco sobre las réplicas. No somos capaces de preverlas y ni entender del todo sus razones.

Lo que toca ahora es esperar a ver qué tiene que decir la tierra al respecto. La inusual duración del terremoto es un hecho curioso. Los expertos están ya analizando las consecuencias y ya se han puesto las medidas correspondientes para evitar las tragedias humanas. Al fin y al cabo, Chile siempre ha sido azotada por los terremotos y probablemente siempre lo será. Este no ha sido el mayor, ni mucho menos, a pesar de su intensidad. Ahora solo queda tomarlo con calma, recomponerse y seguir adelante. Los chilenos son fuertes y están acostumbrados a vivir con el suelo temblando bajo sus pies mientras reconstruyen lo que la fuerza de la naturaleza destruye.