Cultura

El pastafarismo, o cómo cualquier cosa puede ser un dios si tú lo crees

Por 15/09/15 - 00:42

Los ateos intentan tomárselo con sentido del humor.

El pastafarismo, o cómo cualquier cosa puede ser un dios si tú lo crees
FSM 5206 por Doug Nakatomi, bajo licencia CC BY SA 2.0.

En Austria está permitido llevar un colador de espagueti en la cabeza en la fotografía de tu licencia de conducir: es el símbolo oficial del pastafarismo, una religión paródica cuya deidad principal es el Monstruo del Espagueti Volador (Monesvol, o FSM, Flying Spaghetti Monster, en inglés), y que en Polonia ya ha sido admitida como una religión oficial.

Si bien las religiones paródicas suelen tener un fuerte contenido humorístico o de burla, es decir, son creadas con el fin de parodiar una religión o secta determinada, también es cierto que muchas de ellas poseen un contenido filosófico fundamental; por lo general, explicar los argumentos del ateísmo, muchas veces mediante el método lógico conocido como reducción al absurdo.

El pastafarismo

El pastafarismo tuvo inicio en 2005, como un mecanismo de protesta por parte de Bobby Henderson, licenciado en física de la Universidad Estatal de Oregón, contra la decisión del Consejo de Educación del Estado de Kansas de permitir la enseñanza del diseño inteligente en las escuelas públicas como alternativa, y en igualdad de condiciones, a la teoría de la evolución. Henderson consideraba que esto era sólo un modo de enseñar el creacionismo de manera encubierta sin mencionar explícitamente la palabra «Dios», burlándose así de la ley que exige la separación entre iglesia y Estado y prohíbe enseñar creencias religiosas en los colegios públicos. Por esta razón, redactó y envió una carta al Consejo en la que manifestaba su fe en una deidad semejante a una enorme bola de espagueti con albóndigas, y solicitaba que el Monstruo de Espagueti Volador fuera tratado como el creador de todo lo que existe.

La "religión" ganó tracción y seguidores de una manera que el mismo Henderson no esperaba. En los años siguientes se llevaron a cabo competencias, conferencias y asociaciones en todo el mundo que adhieren no sólo a la noción de que el creacionismo no debe ser enseñado en las escuelas, sino al mecanismo paródico elegido por Henderson para llevar a puerto su argumento.

En una entrevista, Henderson declaró:

No tengo problemas con la religión. Con lo que tengo problemas es con la religión que pretende hacerse pasar por ciencia. Si existiera un Dios y fuera inteligente, creo que tendría mucho sentido del humor».

La tetera de Russell

Las religiones paródicas constituyen una forma de ejemplificar la analogía desarrollada por el filósofo Bertrand Russell y conocida como "la tetera de Russell", con la finalidad de ilustrar la idea de que la carga de la prueba filosófica corresponde a la persona que está haciendo alegatos infasificables, y no a quien la contradice. En el método científico, se entiende por falsabilidad la posibilidad de que una teoría pueda ser probada como falsa sin lugar a dudas.

En un artículo titulado Is There a God? ("¿Hay un Dios?"), Russell escribió lo siguiente:

Si yo sugiriera que entre la Tierra y Marte hay una tetera de porcelana que gira alrededor del Sol en una órbita elíptica, nadie podría refutar mi aseveración, siempre que me cuidara de añadir que la tetera es demasiado pequeña como para ser vista aun por los telescopios más potentes. Pero si yo dijera que, puesto que mi aseveración no puede ser refutada, dudar de ella es de una presuntuosidad intolerable por parte de la razón humana, se pensaría con toda razón que estoy diciendo tonterías. Sin embargo, si la existencia de tal tetera se afirmara en libros antiguos, si se enseñara cada domingo como verdad sagrada, si se instalara en la mente de los niños en la escuela, la vacilación para creer en su existencia sería un signo de excentricidad, y quien dudara merecería la atención de un psiquiatra en un tiempo ilustrado, o la del inquisidor en tiempos anteriores.

Alabad a la Unicornio Rosa Invisible

pastafarianismo
Uno de los símbolos del kopimismo.

Otras sátiras al teísmo han sido creadas en torno a otros "dioses" paródicos, como la Unicornio Rosa invisible: una deidad que es, paradójicamente, invisible y rosa al mismo tiempo, y que ha sido adoptada por miles de ateos como forma de crítica contra las creencias religiosas. La "doctrina" de la Unicornio Rosa Invisible subraya la noción de que las declaraciones de creencia en fenómenos que están fuera de la percepción humana es, como ya mencionamos, infalsificable, y que un argumento de esta índole, como dijera el físico teórico Wolfgang Pauli, "ni siquiera es falso", es decir, no puede ser sometido a pruebas con la posibilidad de ser rechazado.

Existen otras creencias colectivas no ortodoxas, que no tienen fines paródicos, como el kopimismo (la creencia de que todo el conocimiento debe ser para todos y que el acto de copiar es sagrado), o la religión jedi, ambos sistemas que poseen una serie de códigos morales de conducta y que no tienen por finalidad principal constituirse en sátira de religiones teístas. En 2001, el 0,7% de la población del Reino Unido declaró pertenecer a la religión jedi en el censo oficial. En cuanto al kopimismo, en 2012 se llevó a cabo la primera boda bajo esta religión, en Belgrado, Serbia: fue oficiada por un kopimista que usaba una maścara de Guy Fawkes mientras una computadora leía los votos.

Comenta sobre este y otros temas en nuestra comunidad

Puedes entrar con tu cuenta de Facebook, Twitter, Google o LinkedIn

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies