Rawpixel: Shutterstock

Agobio, eso es lo primero que siento cuando leo información sobre evento de networking. Abrumada, indecisa, y con una sensación de que más que buscar datos para asistir a un encuentro con profesionales lo que estoy haciendo es leer un libro de auto-ayuda, que a lo mejor es que lo necesito, o una revista que incluye las claves magistrales para dominar el mundo o adelgazar desde nuestra toalla de playa, en lo cual estoy trabajando a fondo.

En primer lugar, quiero aproximarme a una definición simple y concisa. Lo que conocemos como networking o su correcto uso en castellano "red de contactos" es una forma de darnos a conocer y generar relaciones profesionales. Fomentar la actualización de las diferentes profesiones en diversos ambientes y así conseguir hacer crecer nuestro negocio en última instancia. Bien.

Y buscando información sobre lo que supone un evento de estos he encontrado su definición más pura y analítica, pero también un sinfin de listas, noticias y enlaces a lo que a todas luces parece una terapia de psicología grupal para personajes con severos problemas de socialización y de análisis lógico, carne de psicólogo vamos. Lo cual me asusta ya que yo misma he asistido a cubrir algún evento de este tipo y no pensaba yo que estaba rodeada de lo más granado de la López Ibor. Existen artículos con las 6, 10, 15... claves magistrales para tener éxito, aumentar tu efectividad o ser un buen networker, seguro que hasta hay etiqueta en Linkedin para apuntarte el logro...

Cosejos para asistir a un evento networking: escuchar, saberse el discurso de memoria... y ser educadosTener algunas nociones sobre qué podemos encontrarnos o a qué obstáculos debemos enfrentarnos pueden ser buenas herramientas para tener algún éxito en lo que al networking se refiere, pero moderación y mesura, por favor.

Sin embargo, también he asistido, cuanto menos asombrada, a una retahíla de listas con cosas tan curiosas como que acudas a un evento con un objetivo, que escuches, ve con la mente abierta y las que más me gustan: que seas educado y lleves el discurso aprendido desde casa, entre otros muchos. Da hasta vergüenza profundizar en cada una de ellas, pero lo voy a hacer... Si quiero ir a un evento networking es porque algún objetivo tengo, si no me quedo en el sofá, que seguro se está mejor. Si no tienes educación amigo tienes un problema serio... ¿de verdad que a estas alturas aún tienen que recordarle a alguien que debe ser educado, al menos en público? Mi teoría es que si lo recomiendan es porque la mala experiencia del autor de dicho consejo, lo cual es espeluznante, pero ya me pica la curiosidad por saber de su fatal experiencia... Llevar el mitin bien aprendido: a mi lo que se me viene a la cabeza es un joven emprendedor, con muchas ganas y una genial idea pero más nervioso que un flan, soltando una parrafada ininteligible que ha ensayado en el espejo de casa, y que ha reproducido a una velocidad record. Maldita imaginación...

No digo que nunca escribiré una lista de los 10 trucos para triunfar en un evento de estos porque nunca se sabe, pero ¿de verdad funcionan? Porque si hay alguien que me da pruebas feacientes de que han sido útiles yo me descubro y me retracto.

Sergey Nivens:Shuttertock

El networking ha existido siempre

Decir que "hemos acudido a un evento networking" está de moda, queda muy bien, cosmopolita, de modernos si nos ponemos rotundos, lo podemos poner en Twitter incluso, que seguro ganamos algún seguidor. Pero ¿es quizá la novedad? Amigos, vamos a decir algo que quizá duela: los networking han existido siempre. Sí, sé que es duro admitirlo, pero es así. Emprendedores del mundo tienen un networking ante sus ojos cada segundo, cada minuto, cada hora y cada día de su vida.

Hay oportunidades en cualquier sitio, no hace falta una invitación para que sean válidasÚltimamente los eventos de este tipo proliferan como setas, ahora en verano menos que hasta el networking se toma unas vacaciones. Sin embargo, debemos saber que podemos generar redes o contactos en cualquier lado que se nos ocurra. Es cierto que el hecho de que una empresa u organización convoque a un grupo de personas bajo un mismo techo ayuda bastante, pero también habrá que ver a quiénes se convoca, que esa es otra... Pero lo más seguro es que muchos dirán que su mejor negocio y oportunidad no ha salido de estos eventos si no que han nacido de un café en el bar en el que bajo un golpe de suerte hemos entablado conversación con alguien interesante, o véase mi caso, una cena con amigos en el que conoces al típico amigo de un amigo que casualmente está interesado en algo que hacemos.

Por esta simple razón, y por otras muchas más mundanas, no seamos más educados, más abiertos de mente, ni más sociales dentro de las fronteras institucionalizadas de un evento "networking".

Datos ¿qué datos?

Me fascinan las estadísticas y los datos. Soy de la teoría de que todo se ve mucho mas claro con un porcentaje o eso pensaba... Ya tenía ciertas dudas con algunas perlas que he ido encontrando, pero ha sido asomarse a las que hablan sobre la relevancia de los eventos networking y he perdido el oremus.

Dos titulares y un destino... no sé que pensar: "El 90% de los participantes en eventos networking consigue oportunidades de negocio" y "El 99% de cualquier evento networking es una pérdida de tiempo". Nunca he sido de ciencias, pero de verdad que a mí las cuentas no me salen ni de lejos. En qué quedamos... Yo, y no creo que a estas alturas le sorprenda a nadie, diría que me quedo con el segundo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.