Tanto en nuestro análisis como en las recomendaciones veraniegas dejamos claro que Splatoon cuenta con un concepto nuclear impecable que se ve lastrado por una alarmante falta de contenido, variedad y opciones. Desde la propia Nintendo afirmaban semanas antes del lanzamiento que recibiríamos contenido periódicamente y, hasta ahora, las cosas han ido según lo prometido (pese a los rumores de que todo lo visto hasta el momento era contenido ya incluido en el disco). Pero no será hasta el próximo 6 de agosto cuando estos cambios incidan directamente en cómo y a qué jugamos en Splatoon.

A los dos modos anunciados se les suman armas, niveles y equipamiento

En lo que a modos se refiere, se añadirán los combates por equipos y las partidas privadas; en los primeros podremos formar equipo con amigos y mantener dicha alineación sin tener que ver cómo se forman equipos aleatorios (tal y como ocurre en el 99,9% de juegos multijugador del mercado) mientras que los combates privados serán exactamente eso, enfrentamientos desde 1vs1 hasta 4vs4 en los que, junto a amigos, elegir el mapa, modo y armamento a elegir, entre otras cosas.

Más allá de eso, pese a que no se hubiera anunciado previamente, también se aumentará el nivel máximo hasta el 50 (llegar al máximo actual no tomaba más de 15-20 horas) y S+ en términos competitivos, se añadirán nuevas armas como la Derramatic y la Tintalladora y se sumarán más de 40 piezas de equipamiento. Todo ello, recordemos, el próximo 6 de agosto. Y desde Nintendo ya han confirmado que pretenden mantener cierta regularidad a la hora de añadir nuevo contenido y mantener fresca la experiencia de Splatoon.