Cuando se habla del doblaje siempre se deben barajar los dos argumentos que suelen enfrentar. Por un lado, están aquellos que lo critican y afirman que cualquier obra debe visualizarse en su versión original para captar su verdadera esencia; pero por otro, también hay que valorar el trabajo de muchos profesionales que se dedican a mantener la coherencia de un discurso.

Ambas posturas tienen su parte de razón. Sin embargo, doblar o traducir una película no implica únicamente traducir un texto, sino también adaptar una obra teniendo en cuenta los factores culturales de una determinada región. Es decir, lo que se intenta es que si un estadounidense se ríe con una escena donde se hace un chiste sobre un bar típico de la zona, un español también pueda hacerlo tras modificar ese contenido por algo comprensible para los hispanos. Así, lo que cobra valor es trasladar las emociones de un país a otro para que todos puedan sentir lo mismo cuando lo ven. Aunque a veces los motivos de estos cambios pueden ser incluso comerciales.

Doblaje en español: “¿Naranjas? ¡estas no son de Valencia!”
Doblaje en inglés: "Valencia? these are juice oranges!"

Las series de humor son especialmente problemáticas, ya que los sarcasmos, dobles sentidos y frases hechas suelen ser muy complicadas de trasladar. Este ya no es un debate sobre si se debería doblar una película o una serie, sino en torno a si el realizado es el más adecuado. A menudo, las dificultades son más que evidentes, solo debemos pensar en el caso contrario e imaginar cómo podría haber sido traducida al inglés una serie con un humor muy típico de nuestra zona.

A todo lo que nos perdemos por el doblaje se le conoce como Lost in traslation, es decir, aquello que se ha perdido al intentar exportar una escena de un idioma a otro. Podemos encontrar numerosos ejemplos de ello, solo hay que recordar algún momento de Los Simpson y rememorar cómo en algunos existía algo que no encajaba y era incomprensible.

El sarcasmo y la ironía son dos de los grandes hándicaps

Como hemos mencionado anteriormente, el sarcasmo y la ironía son dos de los grandes hándicaps que tienen los encargados del doblaje. Esto lo podemos ver en el episodio llamado “Papá tiene una placa nueva” (temporada 13, capítulo 291), donde Homer inaugura una empresa llamada “Spring-Escudo”, algo que adquiere sentido cuando comprobamos que su nombre original es SpringShield y juega con la pronunciación de Springfield.

Asimismo, también recuerdo el episodio “La conquista del examen” (temporada 20, capítulo 431) en donde Ralph canta Wannabe de las Spice Girls, lo que no pude identificar debido a que, al igual que el resto del mundo, jamás había escuchado dicha canción traducida.

Sin embargo, uno de los ejemplos más conocidos es el de la frase “multiplícate por cero” de Bart, la cual fue traducida como “cómete mis calzoncillos” Latinoamérica. Esto tiene su origen en la película El Club de los cinco, donde uno de los protagonistas su responde con “eat my shorts” al director del colegio. Así, el caso de la traducción latinoamericana es más literal mientras que el español intenta encontrarle algo más de estética a ese significado.

Aunque la serie de Matt Groening está llena de lo que hemos llamado como Lost in traslation, no es la única que puede ser señalada. La traducción de “Bazinga!”, la famosa expresión de la serie The big bang theory, también se encuentra sujeta a la polémica. En España se ha traducido como ”Zas, en toda la boca”, algo que no ha terminado de contentar a muchos fans de la serie.

En principio, el origen del significado se encontraría en el videojuego Bubble Bazinga, donde tras conseguir más de 10.000 puntos aparecía “Bazinga!” ocupando toda la pantalla. No obstante, también fue empleada por Peter Griffin en “Padre de Familia” durante el 4º capítulo de la temporada 5.

The Office, Dos Hombres y Medio, Cómo conocí a vuestra madre, Orange is the new black… podríamos seguir poniendo ejemplos de múltiples series que tras su doblaje modifican totalmente el significado de una frase característica. Pero, ¿es esto negativo? Depende, ya que, por ejemplo, sería imposible doblar literalmente al español el momento en el que Homer busca Uruguay en un globo terráqueo y menciona “you are gay” debido a la similitud que en inglés tiene con la pronunciación del país.

Sin embargo, creo que en ocasiones se abusa del doblaje y se traducen cosas que podrían quedar perfectamente en su modo original. Quizá es el momento de aceptar que utilizar extranjerismos se encuentra a la orden del día y que gran parte de los fans de The big bang theory optan por tener merchandising con Bazinga! en lugar de ”Zas, en toda la boca”, o que un mayor número de personas habrían identificado la canción de Spice Girls si ésta hubiese sido cantada en inglés. Siempre vamos a tener Lost in traslation, es inevitable, pero puede que éste se pueda reducir dejando que el público también se nutra de algunos términos que, poco a poco, empiezan a ser cada vez más habituales y menos desconocidos.