Durante años reinaron en muchos hogares. De hecho, se puede decir, que en muchas casas, los Commodore fueron los primeros ordenadores domésticos en triunfar y asentarse como algo real. El día 23 de julio, el Commodore Amiga cumple 30 años de historia, y son máquinas que siguen evocando como nada a la nostalgia. Pese a que Apple y y Jobs ya tenían su Mac, Commodore tenía mucho que decir con el Amiga 1000, su máquina de 16 bits. Según leemos en WIRED, y parece que de forma accidental, Commodore celebrará el 30 aniversario lanzando un smartphone, el Commodore PET.

Se trata de un dispositivo sin mucha diferenciación en el mercado moderno de smartphones, siendo el principal atractivo para los seguidores de la compañía los dos emuladores que incluye en el sistema que usará la compañía, Android 5.0, que nos permitirán disfrutar de juegos de C64 y de Amiga. Hoy en día, la propiedad de la empresa está muy lejos de sus manos originales, por lo que todo esto parece más a simple vista una buena operación de marketing que una posibilidad real de disfrutar productos de los creadores de los míticos ordenadores.

Commodore PET jugará con una de los sentimientos más fuertes, la nostalgia

Sólo hay que ver su diseño para ver que nos encontramos ante un móvil más, de los que casi no caben ya en el mercado. Un aspecto muy genérico que evoca al de muchos modelos procedentes de Asia. Y como ellos, cuenta con un procesador Mediatek octa-core a 1.7 GHz, con un GPU Mali T760 y 3000 mAh de batería. Por lo demás, presenta un panel IPS de 5.5" 1080p, recubierto del fiable Gorilla Glass 3 de Corning, y cómo no, es dual-SIM.

Commodore pet 1

El Commodore PET llegará en 2 versiones: la primera de 16 GB y 2GB de RAM, a un precio de unos 300$, y la segunda con 32 GB de almacenamiento y 3 GB de RAM a 365$, contando ambas versiones con una tarjeta micro SD de 32 GB. Para quien quiera diferenciar un poco su elección, la compañía dejará elegir entre color blanco, negro o beige, aunque podrían añadirse verde y azul. De momento no conocemos fechas de llegada a España o Latinoamérica, pues la compañía sólo ha anunciado la llegada a Italia, Francia, Alemania y Polonia, aunque tiene planes para una expansión posterior.

Personalmente, es una jugada comercial que a priori me recuerda mucho a las que han hecho en los últimos tiempos compañías como Kodak, cuyo teléfono tiene el mérito de ser el peor smartphone que hemos usado. Obviamente, no estoy diciendo que el Commodore PET vaya a ser mal teléfono, pero desde luego, no tendrá ningulo de los principios que hicieron grande a la compañía, salvo alguna aplicación de emulación para los fans.