El E3 de los sueños cumplidos, el mejor E3 de la historia o el E3 en el que ha arrancado la actual generación. Han pasado muchas cosas y se le ha llamado de muchas maneras al E3 2015 que vivimos a principios de la semana anterior. Pasada la tormenta, toca recapitular y desgranar lo mejor y peor visto en la feria de Los Ángeles. Empecemos por lo malo y vayámonos con un buen sabor de boca.

LO PEOR

EA, Nintendo y el PC Gaming Show

Eran dos de las compañías que más expectativas habían levantado en los meses previos al E3. Mientras los americanos cuajaron una conferencia desastrosa y llena de promesas durante el pasado E3, los nipones veían cómo sus dos consolas no están pasando por su mejor año ni mucho menos.

Lejos de cumplir con lo esperando, Nintendo cuajó un Digital Event falto de sorpresas (positivas, de las negativas hubo unas cuantas como ese Metroid Prime: Federation Forces) y EA desaprovechó auténticos juegazos como Mirror’s Edge Catalyst o Mass Effect Andromeda en una conferencia falta de ritmo y con tramos soporíferos (¿10 minutos dedicados a juegos para móviles en un E3?. Menos mal que Star Wars: Battlefront nos dejó con un buen sabor de boca.

Por último, la presentación dedicada al mundo del PC se retrasó una hora, duró dos horas y media y siguió una estructura propia de un late show americano que no le sentó demasiado bien. Demasiado tiempo para tan poco anuncio de relevancia.

Queremos ver los juegos

Esta es de las recurrentes. En una industria donde los grandes proyectos se llegan a anunciar a dos o tres años vista, es demasiado típico que lo primero que veamos de un juego sea una escena generada por ordenador que puede no tener nada que ver con el proyecto final.

Algunos casos pueden llegar a entenderse pero otros como los de Dark Souls III y Dishonored 2 son más dolorosos. El primero es un juego llamado a lanzarse dentro de no mucho más de medio año y la prensa ha podido ver alrededor de media hora de juego. ¿Por qué no enseñarlo al público mayoritario? Y en cuanto a Dishonored 2, jamás entenderé las CGI que emulan lo que el jugador ve en pantalla, pues solo pueden terminar desembocando en decepción al ver el aspecto técnico final y verdadero.

En el otro lado, aunque sin ser tan grave, encontramos una Microsoft que mostró escenas de gameplay de prácticamente todos sus títulos pero estando la mayoría bastante mal elegidas. Hizo falta algo más de tino en este aspecto.

2016, 2016 y 2016

The Last Guardian

De nuevo, es algo que ya hemos vivido en otros E3. Los dos pasados podían entrar dentro de lo comprensible al encontrarnos en los inicios de una nueva generación, arrancando motores. Ahora, habiendo pasado casi dos años desde la puesta a la venta de Xbox One y Playstation 4, la cosa cambia.

Microsoft, EA, Ubisoft, Nintendo o Bethesda no tienen pega posible en este sentido ya que una inmensa mayoría de lo mostrado se lanzará durante este año o los dos o tres primeros meses del que viene y, en definitiva, hablamos de proyectos más palpables. Square Enix nos dio una de cal y otra de arena al mostrar proyectos inminentes como Rise of the Tomb Raider, Hitman, Just Cause 3 o Deus Ex: Mankind Divided y otros que ni siquiera parecen preparados para llegar el próximo año.

Si atendemos a lo mostrado por Sony en su conferencia, ninguno de sus grandes proyectos (The Last Guardian, FF VII Remake, Shenmue III, Uncharted 4, Dreams, Horizon, etc.) fijó una franja de lanzamiento más allá de ese poco concreto 2016.

LO MEJOR

Cuestión de ritmo

Phil-Spencer

Ha costado pero parece que las empresas han comprendido que las conferencias del E3 han dejado de ser un reducto para la prensa y son un espectáculo para todos los públicos. Y así, comprendiéndolo como tal, este año se han ofrecido conferencias llenas de proyectos interesantes, importantes anuncios y un buen sentido del ritmo.

Insoportables se hacían esas largas ponencias centradas en datos de ventas, inversiones en nuevos modelos de negocio y términos alejados del mundo del videojuego. El E3 2015 ha contado con conferencias ejemplares en cuanto a ritmo y cantidad/calidad de lo mostrado como han sido las de Bethesda, Microsoft, Ubisoft o la de Sony.

No se han rellenado tiempos muertos con infinidad de anuncios intrascedentes, se ha evitado dar más protagonismo del que merecen a las remasterizaciones, las películas y otros proyectos audiovisuales se han dejado en la puerta y, en definitiva, se ha hablado de lo que a todos nos importa.

Ideas nuevas

Unravel

Cada año que pasa los desarrollos se encarecen y, por lo tanto, son mayores los riesgos a la hora de lanzar un videojuego al mercado. Pese a que esa “secuelitis” de la que muchos se quejan es lógica, también lo es esperar y ambicionar nuevos proyectos e ideas frescas.

En un E3 bastante fructífero en este aspecto se han dado a conocer nuevas IP como ReCore, Sea of Thieves, Unravel, Horizon o For Honor mientras se ha recuperado The Last Guardian o se ha reimaginado la franquicia Ghost Recon. Y es que, además, todos los proyectos mencionados parecen bastante diferentes y únicos dentro del género al que se adscriben.

Por supuesto, los desarrollos independientes han estado ahí y, también, mejor que nunca. Parece que Sony y Microsoft han caído en la cuenta de que más vale poco y destacable que no mucho y mediocre. En nuestra lista de los 15 desarrollos independientes más destacables del E3 2015 podéis ver una buena muestra.

Las mujeres también juegan

Horizon

Las compañías han dejado de ignorar el elefante en la habitación y parece que las mujeres empiezan a tener un mayor protagonismo tanto en las presentaciones de la feria como en los videojuegos anunciados en la misma.

En el primer caso sigue dejándose entrever cierta impostación y el actuar de cara a la galería, sin importar el fondo. No termino de comprender por qué es una community manager la que me explica de qué va el juego en el que trabaja su estudio y no es el game designer o el director del mismo. El problema, entonces, sigue estando en que pocos miembros de los equipos de desarrollo son mujeres. Algo que, por suerte, va quedando atrás poco a poco.

Mucho más importante me parece que se esté perdiendo el miedo a contar con protagonistas femeninas. Los retornos de Faith en Mirror’s Edge Catalyst y Lara Croft en Rise of the Tomb Raider además de Horizon: Zero Dawn, ReCore, Dishonored 2 o el añadido del fútbol femenino en FIFA 16 son noticias más que positivas y que, sobre todo, deberían servir como ejemplo para lo que está por llegar.