Alta resolución, este es el término que usan los fabricantes de automóviles cada vez que se refieren a la nueva pantalla que equipa su nuevo sistema multimedia en su novedoso vehículo que acaban de presentar. En el mundo de los smartphones, tablets e incluso relojes estamos más que acostumbrados al término retina o a leer en su carta de especificaciones la resolución de la pantalla.

En los coches no, solamente sabemos el tamaño (y gracias) y que es de alta resolución, pero no hace falta más que montarte en alguno de los coches que presumen de pantallas, de tecnología, de alta resolución para darte cuenta que algo falla, y es esa alta resolución. Pantallas de 10 pulgadas con resoluciones de 800x480 píxeles, o incluso con tamaños superiores, es un grave error llamarlas alta definición. Da rabia cómo en fabricantes premium, y no tanto, seguimos dos o tres pasos por detrás de la tecnología que corona nuestra muñeca, mochila o bolsillo.

Audi A7, pantalla de 8 pulgadas

Los expertos consideran que para una distancia entre 40 y 70 centímetros la densidad de píxeles debe estar en unos 214ppp. Bien, en la actualidad las pantallas que equipan los coches están entre 70ppp y 120ppp. Ridículo que nos vendan una novedad tecnológica vestida de sistema multimedia de ultimísima generación cuando el smartphone que tenemos en el bolsillo le da mil vueltas.

¿Es necesario una pantalla retina en los coches?

En mi opinión debe demostrarnos algún fabricante que puede hacerlo, que realmente quiere subirse a la ola de los coches tecnológicos presentando algo más que un listado enorme de tecnologías enfocadas a la seguridad y al entretenimiento, y podrían empezar mejorando las pantallas de sus buques insignia, de los modelos que deben mostrar al cliente que lo que tiene en el bolsillo puede tenerlo en su coche.

BMW X4, pantalla de 8,8 pulgadas

He montado en algunos coches que catalogan como modernos cuyas pantallas no se veían si les daba el sol directamente, con interfaces sacadas de los años 90 gracias a sus iconos anticuados y con resoluciones que daba coraje contar los píxeles en un atasco. En mi opinión, esto debería mejorar cuanto antes porque tenemos que perder la sensación de que el vehículo va a rebufo del smartphone, los fabricantes quieren eliminar ese lag y por ello acuden a presentar sus novedades a ferias donde hace años ni se les esperaba pero que ahora copan los mayores stands. Bien, esto o se traslada al usuario, o se quedará en notas de prensa cuyo término alta resolución seguirá estando en negrita sin mayor información al usuario, un error que confío solucionen cuanto antes.