Aunque cada vez ocurre menos, aún existen personas que utilizan el número de megapíxeles como guía para definir si se encuentran ante una cámara que merece la pena. Sin embargo, esto puede ser un error, ya que la calidad de una imagen no se encuentra motivada por ello.

A pesar de que pueda resultar algo complejo, no se puede decir que un dispositivo sea superior a otro únicamente mirando unos valores numéricos, sino que entran en juego muchos más factores.

Tener los mismos ajustes de exposición para diferentes cámaras no implica que ambas vayan a obtener la misma luz, aspectos como el sensor, el procesador, el ISP o la óptica que empleemos serán solo algunos de los elementos que determinarán la calidad de la fotografía obtenida.

Créditos: Naturpixel

Además, la cosa se puede complicar algo más si para determinar lo ideal de una cámara tenemos en cuenta su ergonomía y valoramos cómo es capaz de adaptarse a nuestras manos a la hora de tomar fotografías, o lo accesible que son sus botones.

Existen muchas maneras de analizar una cámara, y los puntos sobre los que se van a incidir son, en algunas ocasiones, subjetivos. Pero lo que no debemos hacer nunca, jamás, es guiarnos por los megapíxeles para hablar de la calidad de una cámara, y por ende, tampoco de sus imágenes.

¿Qué son los megapíxeles?

Antes de entrar en aspectos más técnicos, de forma un algo burda podemos decir que los megapíxeles son los elementos que definen cuánto podemos ampliar la imagen sin perder nitidez.

Partimos con la base de que una imagen digital se encuentra compuesta por píxeles, es decir, numerosos puntos que, de forma unida, terminan creando nuestra foto. Asimismo, un megapíxel equivale a un millón de píxeles, por lo que cuanto más megapíxeles tenga una fotografía más elevada será su resolución. Por lo tanto, eso es algo que influye en las dimensiones de nuestra instantánea, siendo mayor su tamaño.

Créditos: mivillephoto

Por ejemplo, en una captura de 4864 x 3648 el primer valor se corresponde con el número de píxeles a lo ancho de la imagen, mientras que el segundo pertenece al alto. El resultado de multiplicar esas cifras sería equivalente a los píxeles que tienen la captura, en este caso 17.743.872 de pixeles, o lo que es lo mismo, unos 18 megapíxeles.

A grandes rasgos, es la información que tiene la fotografía, por lo que cuanto más megapíxeles tengamos, mayor será el peso de nuestro archivo, y mucho más si ese archivo está configurado en modo RAW, donde los píxeles no tienen compresión alguna.

¿Qué importa entonces?

Este apartado estará marcado por las necesidades de cada uno. Obviamente, si las intenciones son las de realizar una fotografía para un cartel publicitario en la Gran Vía, la cantidad de píxeles será muy importante. Pero ese no suele ser un caso habitual.

Lo que recomiendo es que nos fijemos en tamaño del píxel y no en la cantidad de éstos. Como muy bien se plasma en un artículo de El Confidencial, un ejemplo de ello puede ser la cámara del iPhone durante sus distintos modelos.

Desde 2004 con el lanzamiento de iPhone 4S hasta la actualidad, la compañía de Cupertino ha mantenido la misma resolución en su smartphone, la de 8 megapíxeles. Sin embargo, sí que se han mejorado en otros aspectos como el tamaño del sensor, lo que provoca que el tamaño del píxel termine siendo más grande (en este caso de 1,5 micras).

Los píxeles, al ser de mayores dimensiones pueden captar más luz a través de sus fotodiodos, lo que permite emplear una sensibilidad mayor sin que el granulado o la pérdida de calidad puedan suponer un problema. Un método que también se ha empleado con la Sony A7S, la cual tiene un tamaño de píxel superior a las 8 micras.

No significa que el tamaño de los píxeles sea el único elemento que determina la calidad de la imagen, como hemos señalado al principio del post, existen muchos más. Lo esencial es no caer en el error de creer que los megapíxeles es uno de esos elementos, algo que vale la pena recordar cuando empresas como Nikon y Canon están apostando por incluir una enorme resolución, como muestra de ello tenemos a la reciente 5Ds.