Videojuegos

Guía de las mazmorras cáliz de Bloodborne

Por 13/04/15 - 23:25

Las mazmorras cáliz son la principal novedad de Bloodborne con respecto a otros títulos de From Software. Explicamos paso a paso lo necesario para disfrutarlas y conocer todo aquello qué esconden.

Guía de las mazmorras cáliz de Bloodborne

Una de las principales novedades de Bloodborne con respecto a la saga Souls es la de las mazmorras cáliz, un añadido pensado para alargar la vida útil del juego. Estas mazmorras son zonas generadas aleatoriamente en las que enfrentarnos a distintos enemigos, jefes finales y encontrar nuevos objetos y variantes de nuestras armas.

El objetivo en dichas mazmorras será muy simple en concepto: completar sus niveles, limpiando zonas de enemigos y terminando con jefes finales previa activación de unas palancas muy bien escondidas. El acceso a las mazmorras del cáliz se desbloquea al acabar con la Bestia Sedianta de sangre, uno de los jefes opcionales del juego y obtener el cáliz de Pthumeru. Pero como todo en Bloodborne y los juegos de From Software, las mazmorras del cáliz tienen más profundidad de lo que parece a simple vista. Para aclarar conceptos y resolver dudas llega nuestra guía.

Empezando por lo básico

¿Dónde se consiguen los cálices?

Los tres cálices principales se consiguen terminando con jefes opcionales a lo largo de la historia. El de Pthumeru se obtiene al acabar con la Bestia Sedienta de Sangre, el Cáliz del afligido Loran tras el enfrentamiento con Amygdala y, por último, tendremos que vencer a Ebrietas, la hija del cosmos, para obtener el Gran Cáliz de Isz.

Una vez conseguidos estos, obtendremos sus variantes dentro de las mazmorras iniciales de cada cáliz. Así, iremos progresando por las distintas mazmorras y, si investigamos cada rincón, encontraremos los cálices necesarios para desbloquear las mazmorras siguientes. Aquí tenéis un esquema (en inglés) que especifica el orden a seguir para obtener todos los cálices disponibles.

11146383_10206065050095851_6764276998980602576_o

Cómo empezar

En el Sueño del Cazador encontraréis seis lápidas cuya utilidad no es otra que la de servir como portales donde elaborar los rituales que dan acceso a las distintas mazmorras. Para ello necesitaremos el cáliz correspondiente a cada zona, además de los materiales para el ritual, que encontraréis durante la historia principal, en la tienda de los mensajeros y en la tienda de lucidez. Para los cáliz de mayor nivel tendremos que recurrir a explorar otras mazmorras para encontrar los materiales necesarios.

Una vez creada la mazmorra del cáliz, podremos hacerla pública o privada. Si elegimos lo último, solo jugadores con el glifo de la mazmorra (un código alfanumérico que sirve como seed de la misma) podrán acceder a ella.

Además, una vez hayamos creado una mazmorra de un tipo determinado (la de Phtumeru Central, por ejemplo) podremos unirnos desde dichas lápidas a otras de ese tipo generadas por otros usuarios, lo que nos ahorrará usar los materiales necesarios.

¿Cuáles son las diferencias entre las mazmorras normales y las raíz?

Las normales son aquellas idénticas, en arquitectura y enemigos, para todos los jugadores. Su principal valor es el de contener los cálices y materiales necesarios para generar las siguientes mazmorras.

11133879_10206065050855870_1245370520567795944_o

Las mazmorras raíz son aquellas generadas aleatoriamente y diferenciadas entre sí en las que encontraremos variantes de nuestras armas, poderosas gemas y más objetos interesante para nuestro personaje.

¿Qué determina la profundidad?

Cada mazmorra tiene asociado un nivel de profundidad, yendo del 1 al 5. Estos niveles, lejos de ser los pisos que encontraremos, marcan la dificultad de la mazmorra en cuestión: cuanto más alto sea, más enemigos encontraremos y más dificultad presentarán. El baremo que se podría establecer entre profundidad y nivel del jugador requerido es el siguiente:

  • Profundidad 1: Nivel 25
  • Profundidad 2: Nivel 40
  • Profundidad 3: Nivel 60
  • Profundidad 4: Nivel 80
  • Profundidad 5: Nivel 100

Obviamente, esto son estimaciones aproximadas y no quiere decir que alguien con un nivel inferior al estipulado no pueda completar las mazmorras de dicho nivel. Lo que sí queda claro es que las mazmorras de nivel 4 y 5 son los retos más complejos a los que nos enfrentaremos en Bloodborne.

En compañía, mejor

Bloodborne4

Una vez dentro de la mazmorra, el sistema es idéntico al que ya explicamos en nuestra guía para jugar online. Eso sí, tendremos que asegurarnos que hay más gente jugando en una mazmorra idéntica a la nuestra, ya sea enviando el glifo de una creada por nosotros a amigos y/o otros jugadores o uniéndonos a una mazmorra abierta a través del altar.

La cooperación con amigos puede llegar a ser casi imprescindible si queremos triunfar en las mazmorras cáliz de mayor profundidad

Así pues, dentro tendremos que utilizar la campana de convocación si somos aquel que busca ayuda o la campana pequeña resonante si pretendemos prestarla. Eso sí, de nuevo, los tiempos de espera son más pesados de lo que deberían.

Hay que tener en cuenta que si somos el invocado para ayudar y morimos, no perderemos nuestros ecos de sangre. Si queremos volver a cooperar en dicha mazmorra, tendremos que volver a usar la campana resonante pequeña mientras que el host no tendrá que hacer lo propio.

Lo mismo ocurrirá después de vencer a cada jefe final de cada mazmorra: tendremos que realizar la invocación/ser invocados tres veces, como mínimo, a lo largo de cada chalice dungeon. Obviamente, vuelve a ser más que recomendable la utilización de contraseñas si jugamos con amigos.

Las ofrendas, más dificultad todavía

Las distintas ofrendas sirven para añadir un plus de dificultad a las mazmorras que visitaremos.

  • Ofrenda fétida: Los enemigos dentro de las mazmorras harán mucho más daño.
  • Ofrenda podrida: Encontraremos nuevas y diferentes criaturas y una mayor cantidad de trampas.
  • Ofrenda maldita: Nuestra vida se verá reducida a la mitad pero, en compensación, podremos obtener gemas malditas, siendo de las más potentes de Bloodborne.
  • Ofrenda siniestra: Aumenta la posibilidad de ser invadido durante el transcurso de la mazmorra del cáliz. Además, la cantidad y calidad de las gemas que obtendremos aumenta.

Jugosas recompensas

Bloodborne

Uno de los principales motivos para jugar las mazmorras del cáliz, además de enfrentarnos a multitud de jefes no vistos en el modo principal, es el de conseguir objetos y equipamiento imposible de obtener en el transcurso de la historia.

En las mazmorras raíz podremos obtener variantes de las armas que todos conocemos. Las versiones perdidas y misteriosas de todas ellas, cuyo valor reside en sus huecos para gemas modificados, pudiendo obtener combinaciones más satisfactorias.

Hablando de las gemas, éstas son otro de los puntos de interés de las mazmorras, pudiendo obtener las más poderosas del juego al completar las dungeon de mayor nivel. En las mazmorras Phtumeru encontraremos gemas radiales, las menguadas se encuentran en las mazmorras Loran y, por último, las triangulares predominan en las dungeon de Isz.

Además, después de derrotar a ciertos jefes finales de estas mazmorras, nuevo equipamiento podrá ser adquirido a cambio de lucidez en los vendedores del Sueño del cazador.

Otros puntos a considerar

El primer altar que encontramos en el Sueño del cazador es el llamado Altar improvisado y funciona a modo de matchmaking. Para activarlo tendremos que encontrar el Cáliz improvisado en la mazmorra de Trastumba inferior. Este es el orden que deberemos seguir con tal de conseguir dicho cáliz: Phtumeru -> Phtumeru Central -> Trastumba -> Trastumba inferior. Sus opciones son las siguientes:

  • Búsqueda rápida y acceso a mazmorras del cáliz disponibles.
  • Búsqueda rápida de una Campana de convocación para empezar la acción cooperativa.
  • Búsqueda rápida de una campana resonante siniestra para comenzar el PVP

Bloodborne-Boss

El New Game + no influye en los niveles de las mazmorras del cáliz. Es decir, aunque nos encontremos en NG+, las mazmorras de profundidad 1 seguirán siendo sumamente sencillas.

Por último, una vez generada la mazmorra, ésta puede dejarse abierta y accesible en cualquier momento desde su altar correspondiente. No hay necesidad de completarlas de inicio a fin en una sentada.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies