Software

Cómo fomentar el software libre y no morir en el intento

Por 7/04/15 - 11:43

Veamos de qué forma podemos apoyar el desarrollo y la implantación del software libre y si hay posibilidades de conseguirlo.

Cómo fomentar el software libre y no morir en el intento
Gonzalo Aragon - Shutterstock

Los que defendemos la cultura libre, siempre de una manera que no impida que los artífices de los productos y obras culturales puedan obtener frutos de su trabajo e incluso vivir de ello si lo desean, no seríamos coherentes si no promoviésemos el uso generalizado del software libre, aquel que puede ser copiado, usado, analizado, modificado, mejorado y distribuido a voluntad.

No hay que pensar que este software deba ser necesariamente gratuito ni que el que desarrollan empresas con licencia exclusiva tenga que ser peor. Las razones para impulsar el software libre son, básicamente, que estimula el desarrollo mucho más con el libre intercambio comunitario, que supone un gran ahorro económico para particulares, empresas, administraciones y centros educativos sin la traba de pagar las licencias privadas y que, así, toda la ciudadanía se beneficia gracias a los logros que esto proporciona.

Propuestas para fomentar el software libre

  • Predica con el ejemplo: utiliza en casa y procura usar en tu trabajo programas desarrollados con software libre.

  • Si tienes madera ello, desarrolla todos tus programas y códigos de páginas web y aplicaciones con licencias libres.

  • Intégrate como usuario en las comunidades de exposición e intercambio de software libre, como GitHub, BitBucket o SourceForge, y realiza tus aportaciones si eres desarrollador.

  • Haz pedagogía social en tus conversaciones de viva voz o en internet y en tus publicaciones de redes sociales, blogs y medios de comunicación.

  • Presenta y apoya iniciativas políticas ciudadanas, como particular o en asociación, de implantación de software libre en la administración y en los centros educativos. Change.org, sobre todo, y Oiga.me son plataformas muy utilizadas, y existen maneras legales de elevar una solicitud a rectorados, ayuntamientos, diputaciones provinciales y gobiernos autonómicos, e incluso se puede echar mano del derecho de petición ante el Congreso, contemplado en la Constitución y ampliado en una ley orgánica, y ante el Parlamento Europeo: por pedir, que no quede, y siempre hay tiempo de apuntar más bajo.

  • Vota a partidos políticos que incluyan la implantación del software libre en sus programas electorales o procura empujar a los que cuadren con tu ideología política o con los que simpatices más a que la incluyan. Que sepamos, el Partido Socialista, Izquierda Unida, Podemos, UPyD, EQUO, el Partido Animalista, el Partido Pirata y en Partido X consideran esta implantación en sus programas a día de hoy en España. No obstante y con esta oferta electoral, lo de que uno se líe la manta a la cabeza y funde un partido político con este objeto quizá sea un tanto excesivo.

  • Anima a otros a que hagan también todo esto.

Otro software es posible

fomentar el software libre
Mtkang - Shutterstock

Puede que haya programas con licencia privativa muy atractivos que te gustaría usar, pero seguro que no te resultarían tan atractivos como aquellos que desarrolles a tu gusto y según tus necesidades o las de tu comunidad si sabes picar código. Quizá haya no pocas personas y políticos que no te hagan caso, pero si la reivindicación de implantar software libre se convierte en un clamor al sumar multitud de voces como la tuya y la mía, será difícil ignorarlo por mucha presión en dirección contraria que ejerzan las grandes compañías de software. De hecho, tampoco es cuestión de ser uno de los soldados rasos que mueren en la batalla, frente a los gigantes tecnológicos, gritando: “¡Viva la revolución del software libre!”: el optimismo no es tan descabellado, porque sabemos que el software libre ya ahorra a la economía europea 450.000 millones de euros cada año y que hay algunas comunidades autónomas y unas cuantas universidades españolas comprometidas en favor del mismo. Porque otro software es posible.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies