La Subida Internacional de Pikes Peak es una carrera de montaña que tiene lugar en el estado de Colorado, en Estados Unidos, desde 1916 (es la segunda competición del motor más antigua en Estados Unidos) y habitualmente se celebra el Día de la Independencia de los Estados Unidos, es decir el 4 de julio, aunque hay años en los que se puede adelantar.

Esta carrera mítica tiene un trazado con casi 20 kilómetros de longitud y 156 curvas, pero lo más llamativo es el desnivel. La salida se sitúa a 2.866 metros sobre el nivel del mar y la llegada está a 4.301 metros. Esta diferencia significa que la pendiente promedio es del 7%, una cifra muy elevada y que hace que muchos vehículos no consigan terminar la competición.

Pikes Peak también se conoce como The Race to the Clouds ("La carrera hacia las nubes")

Si Pikes Peak ya supone un reto muy importante para vehículos impulsados con motores térmicos, hacerlo con uno 100% eléctrico es una hazaña más que interesante, pero sobre todo hacerlo rápido. Y este es el objetivo de equipo letón eO, que ya participó en el Dakar con un modelo eléctrico con extensor de autonomía (como el que equipa el BMW i3 REX).

Con un vehículo 100% eléctrico que han denominado eO PP03 y cuya ficha técnica es impresionante:

  • Tracción a las cuatro ruedas
  • Potencia de 1.020 kW, casi 1.400 caballos, y un par de 2.160 Nm
  • Baterías de iones de litio con una capacidad de 50 kWh
  • Una sola velocidad
  • Chasis tubular de fibra de carbono
  • Seis propulsores eléctricos
  • 1.200 kilogramos de peso

Y sí, seis motores eléctricos que desarrollan en conjunto una potencia de 1.020 kW y permiten al eO PP03 alcanzar los 260 km/h de velocidad máxima, una cifra que no alcanzará en la subida a Pikes Peak, pero que deja claro cuáles son sus cualidades. Ningún vehículo eléctrico ha ganado en Pikes Peak y éste es el primero que podría hacerlo pero tendría que bajar el tiempo que consiguió Sebastian Loeb con un Peugeot 208 T16 en 2013: 8:13.878. Pero ojo, no solo con un buen coche basta, falta todavía por conocer quién lo pilotará.

En la actualidad el eO PP03 está siendo ensamblado y los responsables confían que en Mayo puedan realizar los primeros test para llegar con opciones de victoria a la subida de Pikes Peak, que este año se celebrará el 28 de junio.