Ha llegado un nuevo auricular de referencia a la ciudad. Su nombre: Philips Fidelio X2.Nuestra vida es cada vez más ajetreada y móvil, nos vemos obligados a escuchar música en nuestro smartphone con unos cascos de dudosa calidad (en la mayoría de casos) camino del trabajo. Pero todavía quedan amantes de la escucha relajada y tranquila, sin hacer nada más en el confort y cobijo del hogar.

Los Philips Fidelio X2 son la nueva reinterpretación de los auriculares insignia de Philips, los Fidelio X1. Son circumaurales, abiertos y muy grandes, por lo que has de tener claro que no son para usarlos en una oficina ruidosa o en un viaje.

Los auriculares abiertos tienen ventajas y desventajas: al ser abiertos suelen ser más cómodos, dan menos calor y la escena sonora es más amplia. La mayoría de auriculares gama alta son así. Como desventaja está la limitación de su uso, diseñados para escuchar música en un ambiente relativamente silencioso (ya que oiremos el sonido exterior) y donde no molestemos a gente que esté en la misma habitación, ya que el sonido sale de los auriculares al exterior.

Teniendo clara esta premisa, para juzgar auriculares de este tipo y precio ($300) han se ser extremadamente cómodos ya que están concebidos para ser empleados en largas escuchas, y que suenen lo mejor posible. En auriculares portables el sonido es importante, pero también el aislamiento y su tamaño y peso, en abiertos juzgo sólo como principal comodidad y sonido.

Philips no sólo ha mejorado los inconvenientes de sus populares Philips Fidelio X1, ha logrado crear un auricular de referencia en los foros y medios especializados de sonido. Es más, creo que son los únicos auriculares que pueden rivalizar con los Sennheiser HD600 (auriculares neutrales por excelencia) e, incluso, ser mejores. Sí, eso creo, los Philips Fidelio X2 son una nueva referencia en el mundo del sonido, algo que ocurre muy, muy pocas veces.Los Philips Fidelio X2 son los nuevos auriculares de referencia

Diseño, materiales, confort

La caja ya era muestra de su calidad: sobria, negra, con los auriculares como único protagonista.

Los auriculares están construidos muy bien, el diseño y los materiales son excelentes. Me atrevería a decir que, en su rango de precios y calidad sonora, es difícil encontrar algo como estos Philips Fidelio X2.

Si lo comparamos con su predecesor, los Philips Fidelio X1, encontramos que las mejoras no están limitadas al apartado técnico. Los Fidelio X2 tienen orejeras reemplazables, un conector jack pequeño pero resistente junto a un cable en diámetro que yo considero la perfecta relación entre comodidad y resistencia, una diadema de sujeción más ancha y cómoda y unos drivers mejores.

Los Philips Fidelio X2 se parecen a su predecesor los X1, pero no es una pequeña revisión ni mucho menos. El conjunto de cambios menores brinda a los Fidelio X2 un salto cualitativo muy grande.

Los X2 son cómodos, muy cómodos. Usan la misma diadema suspendida de sujeción en la cabeza, pero esta vez es mucho más ancha y cómoda. Las almohadillas tienen un acabado terciopelo fantástico, son grandes, muy mullidas, no dan calor ni tocan nunca tus orejas debido a lo grande que es el driver. La presión ejercida es algo mayor que otros cascos abiertos como la gama alta de sennheiser, pero no ha supuesto ningún problema para mí. Además, con el uso, la presión será cada vez menor y se adaptará a nuestra cabeza.

Son unos auriculares pesados, pero la cinta de sujeción hace un gran trabajo distribuyendo el peso por lo que no causa ninguna molestia. He llegado a estar más de 8 horas con ellos puestos (con breves descansos) y me he logrado olvidar de que los tenía puestos. Son unos auriculares muy cómodos, casi a la altura de mis HD598 (los reyes del confort).

Los Philips Fidelio X2 son muy cómodos.

Si tuviese que poner una pega en este apartado, sería su peso, pero su reducción requeriría una degradación en calidad de construcción. La banda de sujeción es tal vez muy ancha para cabezas pequeñas, pero bajo mi percepción es perfecta. Los auriculares tienen uno de los balances más perfectos entre look, calidad de materiales y construcción y comodidad.

Sonido

Los Philips Fidelio X2 usan drivers de neodimio de 50mm con una impedancia de 30 ohm, siendo unos auriculares muy fáciles de mover (100db@1mW). He usado los Philips Fidelio X2 durante semanas, lo que más he escuchado es música clásica, ópera, jazz y flamenco. He usado como prueba el iPhone 6 y el Fiio E7, no noto apenas diferencia entre ambos y suenan a la perfección con dicha potencia. Son auriculares que no necesitan amplificación externa.

Philips describe sus Fidelio X2 como unos auriculares con un grave presente, rico y definido, con una tonalidad cálida pero sin renunciar a la claridad, a la definición o a una escena sonora espaciosa.

Estoy completamente de acuerdo.

Siempre me han gustado más los auriculares abiertos. No suelo escuchar música electrónica, ni rap etc. y primo una escena sonora espaciosa.

Detalle de los drivers del Philips Fidelio X2.

El detalle y la respuesta en graves es magnífica para ser unos auriculares abiertos. Es un grave profundo, algo alejado de la neutralidad del resto del sonido de los auriculares, pero que no ensucia el resto de frecuencias. Es un grave muy bien definido, no es un sonido “boomy” como el de los MDR-1A de Sony que analicé hace meses. Es un bajo agradable, con una respuesta que no he encontrado en ningún auricular abierto de ese precio o menor.

Me recuerdan más a un 2.1 que a unos auriculares abiertos. Me dan la sensación de escuchar un sonido más cercano a la realidad que al que estoy acostumbrado con auriculares abiertos, sobre todo en ciertos temas. Las vibraciones del grave son potentes, nítidas sin ser agresivos.

La escena estéreo es muy buena, no la mejor que he escuchado, pero de las mejores. Es muy espaciosa, en música clásica o grabaciones de concierto tiene un desempeño fantástico. El timbre es muy natural, los medios y agudos tienen un detalle cristalino que me apasiona.

Songe d'une nuit de sabbat, de la Sinfonía Fantástica de Berlioz es titánica, épica, indescriptible con estos auriculares. Es difícil disfrutar más: una gran escena sonora, un detalle fantástico, una presencia de los graves magnifica. Los Fidelio brillan en su máximo esplendor.

Son unos auriculares que me recuerdan a los HD600 y los DT880 pero con unos graves y subgraves con más presencia. Son auriculares neutrales, no V-shaped ni muy agresivos, pero tampoco tienen una escena íntima y con “velo” como los HD 650.

Esto es preferencia personal, a mí me gustan mucho. Tal vez eche de menos algo de calidez en los medios y subgraves, pero es cuestión personal. Como he dicho muchas veces no existen los auriculares perfectos, ya que nuestro oído y preferencias siempre entran en juego. Los Philips Fidelio X2 son fantásticos.

  • Nota: toda la música que he usado son rips de las mejores versiones CD en Flac.

Conclusión

Tras una semana escuchando música con los Philips Fidelio X2 probé los auriculares que tenía a mano en casa (HD598, Shure SE215, ATH-M50). Comparé en varias canciones con los HD598 que son abiertos también. La sensación que tenía es que los HD598 carecían de detalle y de la riqueza en graves de los X2. Eran más cálidos, menos detallados, tal vez más musicales, pero muchísimo menos competentes. Ya echaba de menos los X2.

Los X2 son abiertos, circumaurales, cómodos, con una buena escena sonora, tienen un sonido muy neutral con unos graves muy ricos y definidos en su justa medida. Tal vez carezcan de la diversión de otros auriculares, o no sean los más analíticos del mercado, pero yo creo que son referencia en ese precio. Es difícil encontrar unos auriculares abiertos y neutrales que tengan un grave tan soberbio, además se defienden muy bien con todo tipo de música: he logrado disfrutar a Paco de Lucia o a Daft Punk a partes iguales. Pese a ser abiertos, ese grave tan bueno, los hace adecuados a géneros musicales que antes solo escuchaba con los ATH-M50.

Creo que además de los HD600 y los DT880 a partir de ahora hay que recomendar los Philips Fidelio X2. He tardado en probarlos, pero ha merecido la pena y estoy seguro de que serán referencia por unos cuantos años.

Lo que menos me gusta de los Philips Fidelio X2 es tener que quitármelos y dejar de escuchar música con ellos.

Pros

  • Graves fantásticos para unos auriculares abiertos. Sonido espacioso y muy detallado. Perfil de sonido neutral muy conseguido. La calidad de materiales es muy buena para unos auriculares de este precio. Son muy cómodos. El cable es reemplazable y con conector estándar.

Contras

  • * Para los que busquen un auricular totalmente neutral, los graves pueden parecerles ligeramente resaltados.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.