Mayim Bialik saltó a la fama reciente gracias, sobre todo, a *The Big Bang Theory*, serie en la que participa desde 2010 haciendo el papel de **Amy Farrah Fowler**. Su personaje es la antítesis perfecta de la explosiva y poco profunda Penny. Amy es, de hecho, la pareja perfecta de Sheldon: neurobióloga, brillante, talentosa y con un físico mucho más discreto que el de Kaley Cuoco. Eso sí, bastante más amable y sociable que él. Incluso acaba siendo la *bestie* / mejor amiga de Penny.

Tendemos a pensar en actores y actrices de dos formas antagónicas: o bien los encasillamos irremediablemente en su personaje más icónico, o bien pensamos en ellos con la vista muy limitada en la intepretación. Lo que se conoce como el efecto Skywalker.

En ocasiones **es un inesperado placer comprobar que los actores que admiramos tienen vidas muy ricas más allá de su faceta estrella**. Casos como los de Leonardo di Caprio y su activismo en defensa del medio ambiente o de los derechos de los homosexuales, o (un momento, que me pongo en pie) Emma Watson y su brillante vida académica. **Mayim Bialik está en un plano no igual, sino superior**.

La vida de Mayim como actriz es atípica. Debutó como actriz a finales de los 80 y su primer papel destacado fue en Molloy, aunque intervino en clasicazos como Webster o MacGyver. La fama le llegó en su adolescencia tardía, con la serie **Blossom**. Lo curioso es que tras su finalización decidió **parar en seco su carrera como actriz y dedicarse casi en exclusiva a estudiar**.

Mayim Bialik con su familia, aproximadamente en 1990, cuando tenía unos 15 años. Vicki L. Miller / Shutterstock.com

En el año 2000 logró **graduarse en Neurociencia** en la universidad de UCLA (Universidad de California en Los Ángeles). También completó estudios judaicos y hebreos; sus rasgos y su nombre ya dejan intuir que pese a haber nacido en California tiene ascendencia judía. Concretamente, sus abuelos emigraron de la antigua Checoslovaquia, Polonia y Hungría huyendo del Holocausto.

Años después, en 2007, se proclamó **Doctora en Neurociencia** tras realizar la defensa de su tesis, basada en el hipotálamo y el T.O.C. (trastorno obsesivo-compulsivo).

Helga Esteb / Shutterstock.com

Y por fin, en 2010, **The Big Bang Theory**. Su primera aparición fue en el último episodio de la tercera temporada. En él, y como **Amy Farrah Fowler**, conoció a Sheldon en una cita a ciegas que organizaron Koothrappali (¿soy el único que cree que es el sobrevalorado de la serie?) y Wolowitz. En realidad, desde el primer momento quedó claro que si había alguna chica destinada a acabar con Sheldon, debía ser ella. Una pedazo de *nerd*, de *freak*, que además se ganó el cariño de la audiencia rápidamente.

No está nada mal descubrir que alguien como Bialik **es un genio en la pantalla, pero también en la facultad y que tiene una rica vida personal** más allá de una carrera como actriz que siempre se ha caracterizado por la intermitencia. Ahora sabemos que esa intermitencia tenía una causa mayor.