Actualmente, HTC es, dentro las compañías que venden smartphones, y ahora otra clase de productos, una de las que tienen un futuro menos claro. Durante muchos trimestres no han ganado dinero, y pese a que últimamente han generado beneficios, tampoco se encuentran dentro de las causas que las ventas hayan aumentado considerablemente. Además, pese a que esperábamos con mucha expectación la presentación del HTC One M9 en el MWC, finalmente parece que no cumplirá con todo lo que se esperaba de él. En ese contexto, la compañía ha decidido sustituir a su actual CEO y cofundador, Peter Chou, por la otra cofundadora, Cher Wang, según informa The Verge.

El movimiento no es del todo inesperado, ya que en abril Wang ya incrementó su actividad dentro de la compañía y se convirtió en presidenta del consejo de administración, con objeto de salvar a la compañía. Es de esperar que Wang continúe su diversificación hacia nuevos ámbitos, marcada por la HTC Re, la HTC Re Grip y sobre todo, la realidad virtual junto con Valve en HTC Re Vive. Dada su fuerte implicación, como decimos, no parece que vaya a darse un cambio de estrategia fuerte en los próximos meses.

En cuanto a Peter Chou, parece que pasará a ocupar un cargo más activo en el día a día de la compañía y en la innovación que esta pretende llevar al mercado, aunque de primeras parece el clásico discurso de una compañía buscando un cargo a quien ya ha demostrado no ser válido.