En los años 80s Japón era el gran motor de la industria tecnológica y Sony una de sus marcas estrella. El Flamingo Sony PS-F9 es una maravilla de la ingeniería, puesto a la venta por primera vez en 1983.

Es muy compacto y podía funcionar con pilas o una fuente de alimentación externa. Además poseía la funcionalidad básica de un reproductor de vinilos convencionales, pudiendo reproducir vinilos de 7" y 12" a 45 o 33 RPM. A pesar de que el Sony PS-F9 era muy pequeño y estaba limitado a una fuente de alimentación no muy potente, el motor del giradiscos seguía siendo de cuarzo como el resto de los grandes giradiscos de Sony, una hazaña impresionante para los ingenieros de la firma nipona. La frecuencia de oscilación del cristal de cuarzo permitía la reproducción rápida y precisa.

l4i7szcax0rchohm6gyev

Lo más impresionante era que podía reproducir los vinilos de pie, tumbado o colgado de una pared debido a su sistema de seguimiento lineal de accionamiento directo y su sistema de sujeción. Este sistema estaba equipado con un brazo de seguimiento lineal, por lo que no era necesario ajustar el brazo y podía estar cubierto debajo de la carcasa.

También incluía un sistema por el cual se silenciaba la reproducción cuando el brazo se levantaba y se volvía a activar al bajar, por lo que no había que disminuir el volumen cada vez que se levantase el brazo del giradiscos.

Por si fuera poco incluía amplificador para auriculares y dos salidas jack 3.5mm, por lo que era una maravilla como reproductor "portable". Con el auge del vinilo, estoy seguro que más de uno lo querría para su hogar. El Flamingo Sony PS-F9 es toda una obra de arte de diseño industrial e ingeniería japonesa.

👇 Más en Hipertextual