Philip K. Dick es uno de los autores de ciencia ficción más importantes del siglo XX. Sus cuentos y novelas problematizan el concepto de realidad, lo sacuden y le hacen dar vueltas en espiral. El autor juega con nuestra forma de entender el mundo, produciendo sacudones que nos hacen dudar de todo y de todos.

Hollywood entendió que la paranoia sobre lo real es una gran forma de contar historias, y desde hace años que adapta su obra a la pantalla grande con distintos resultados (Total Recall, Blade Runner, Minority Report, Screamers, Paycheck, etc.) Con tantas adaptaciones, la presencia de Philip K. Dick en el mundo editorial creció aún más.

Flow My Tears, the Policeman Said (Finlandia)

Sus relatos y novelas fueron traducidos y editados en decenas y decenas de países. Así ocurrió un fenómeno tan interesante como inevitable: una proliferación desenfrenada de estilos en el diseño de cada una de las portadas. Algunas son literales y toman elementos de la ficción para realizar un collage en tapa (miren por ejemplo la de Flow My Tears, the Policeman Said editada en Finlandia). Otras son más sutiles y apelan a un gesto más sugestivo que otra cosa (Ubik editada en Japón).

Gracias a The Internet Archive ahora podemos ver muchas de estas portadas en un solo lugar (y créanme que vale la pena). Hay mucho para mirar y para todos los gustos. En esta galería seleccioné las 10 que más me llamaron la atención de lugares tan distintos como Japón, Francia, Rumania, Brasil, Grecia, Italia, Polonia, Holanda, Dinamarca y Finlandia.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.