Aunque pueda parecer que OS X es un sistema operativo capaz de mantenerse limpio por si mismo con mayor facilidad que Windows, la realidad es que tras el paso del tiempo, apps que van y vienen, librerias de iPhoto que no paran de crecer y viejos archivos que no paran de amontonarse, acaba necesitando una buena limpieza. Para ello los usuarios más avanzados suelen recurrir a complejos *scripts* o realizan una caza de brujas carpeta a carpeta, sin embargo, desde la llegada de apps como CleanMyMac 2 las cosas se han simplificado.

Ya no tenemos que vivir con el miedo de quedarnos sin ordenador (o perder información valiosa) al borrar lo que no debemos, simplemente abrimos CleanMyMac 2 y dejamos que ella se encargue. Sin embargo, y pese a la sencillez de esta “app de la limpieza” de MacPaw, muchos usuarios no acaban de conocer (o saben usar) muchas de las posibilidades que ofrece, quedandose en lo más básico y no sacando provecho a todas las características. Por eso, aquí va una **guía sobre cómo configurar y usar CleanMyMac 2**:

## El primer paso: configurar la app

Lo primero que tenemos que hacer tras instalar CleanMyMac 2 en nuestro ordenador es abrir la ventana de configuración. En apenas 5 minutos podemos dejar la app preparada de manera que no nos cause ningún problema y funcione de manera adecuada (sobre todo si usamos el modo “Limpieza automática”).

CleanMyMac 2 simplifica las tareas de limpieza de nuestro ordenador Tras abrir la ventana nos encontramos con la sección “**General**”. En este panel nos encontramos con la opción de limpiar aplicaciones con código firmado, una opción que debemos tener activada si queremos que CleanMyMac 2 pueda eliminar software instalado desde el Mac App Store. También nos encontramos con dos funciones que nos permiten aligerar el programa en ordenadores antiguos: desactivar sonidos y animaciones pesadas. Por último, tenemos las **localizaciones **que queremos mantener. En ella debemos incluir los idiomas que queremos tener disponibles para usar nuestras apps, de lo contrario el programa se encargará de borrarlos. En el caso de que un programa no se encuentre disponible en los idiomas elegidos borrará todos menos el Inglés.

En la pestaña de “**Analizando**” nos encontramos con una lista de opciones que nos permitirán elegir que elementos queremos que se revisen cuando realizamos una limpieza automática. Algo realmente útil, puesto que una vez configurado simplemente tenemos que abrir la app, pulsar en limpieza rápida y ella limpiará de la manera que le hemos indicado sin tener que tocar nada más. Recomendable desactivar la búsqueda de “Archivos Grandes y Antiguos”, puesto que evitará que se borren ciertos archivos (fotos, vídeos personales, peliculas, series que no hemos visto en un tiempo) por “error”.

En el apartado de “**Planificador**” podemos configurar una alarma que nos avisará con frecuencia semanal, quincenal, mensual, trimestral, semestral o anual de que es hora de volver a hacer limpieza. Personalmente lo encuentro como una de las mejores características de CleanMyMac 2, puesto que una vez configurado no tendremos que volvernos a preocupar de hacer limpieza hasta que el programa nos avise.

En la sección de “**Monitoreo**” podemos configurar que aspectos de nuestro ordenador queremos que vigile CleanMyMac 2 en segundo plano (incluso cuando se encuentra cerrada). Como es lógico, contra menos opciones tengamos activadas menos recursos gastaremos, aunque la diferencia solo sera palpable en los equipos más antiguos. Dentro de las posibilidades de “vigilancia” CleanMyMac 2 nos permite vigilar cuando tiramos una app a la papelera para desinstalarla de manera adecuada, monitorear dicha papelera para vaciarla cuando supere X GBs o notificarnos cuando nos empezamos a quedar sin espacio en el disco duro.

Por último, en la sección de “**Omitidos**” CleanMyMac 2 nos permite crear una lista de archivos y carpetas en los que no debe tocar nada jamás. De esta forma podemos excluir las carpetas de vídeos o fotos para que no se borre ningún archivo por equivocación. Una medida de seguridad más que se suma a las opciones que hemos visto en “Analizando”.

## 8 maneras de limpiar nuestro Mac

Cómo habéis podido ver las opciones de CleanMyMac 2 son bastante completas y nos permiten controlar a la perfección los campos en los que puede actuar, sin embargo esas opciones no sirven de nada sin las distintas maneras de limpiar nuestro Mac que vamos a ver a continuación:

– **Limpieza automática**: De las 8 que forman parte de la app es la más completa. Como su propio nombre indica limpiará de forma automática todos los apartados de nuestro ordenador, por lo que en la práctica no es más que una forma cómoda y rapida de realizar todos los tipos de limpieza de los que es capaz CleanMyMac 2 en un solo click. Una vez haya terminado de analizar nuestro Mac podemos elegir que tipos de limpieza queremos realizar y cuales queremos excluir. Es la mejor opción siempre y cuando tengamos bien controlada la limpieza de archivos grandes y antiguos y de la biblioteca de iPhoto.
– **Limpieza de sistema**: Cuando ejecutamos este modo de limpieza CleanMyMac 2 nos ayuda a borrar archivos que el propio sistema genera pero que dejan de ser importantes con el tiempo, como la caché o los registros, además de poder liberar espacio borrando otros tantos archivos que no vamos a utilizar: cómo los archivos de idiomas, binarios universales, basura de desarrollo, preferencias incorrectas, actualizaciones de software iOS o las versiones optimizadas para iOS que genera iPhoto cuando sincronizamos nuestro iPhone o iPad mediante iTunes. Por supuesto, es totalmente seguro eliminar este tipo de archivos para ahorrar espacio y la única inconveniencia que nos podemos encontrar es que no podamos usar una app en Chino o Arabe.
Debemos tener especial cuidado con la limpieza de «Archivos Grandes»
– **Archivos grandes**: Esta es una de las partes más delicadas y con la que más cuidado debemos tener de la app. Si lo usamos sin cuidado puede acabar por eliminar archivos importantes como fotos o videos. Para que funcione debemos añadir una o varias carpetas para que despues pueda buscar en ellas archivos de gran tamaño que lleven meses sin abrirse o modificarse. Después nos mostará una lista con los resultados y en ella podremos elegir que queremos borrar y de que manera. Una forma rápida y visual para vaciar un disco duro de peliculas que no vamos a volver a ver, documentos que ya no necesitamos y series que “no son tan buenas”.
– **Limpieza de iPhoto**: Una buena forma de poner en forma nuestra biblioteca para la llegada de Photos. En este caso la limpieza no se realiza borrando fotos de nuestra biblioteca, si no que se optimiza el espacio el borrar fotos duplicadas o eliminar los oroginales de las fotografías editadas (manteniendo así únicamente la última versión). Es una forma rápida e indolora de desacernos de un buen puñado de archivos RAW al mismo tiempo que nos quedamos con una versión JPG mucho más ligera.
– **Limpieza de papelera**: Como su propio nombre indica, este modo de limpieza nos permite vaciar la papelera. En si no aporta nada que no podamos hacer desde el Finder, salvo cuando tenemos algún archivo “rebelde” que no quiere desaparecer de la manera “normal”.
– **Desinstalador**: Una de las partes más útiles y que justifican la compra de CleanMyMac 2. Como muchos sabréis OS X no cuenta con un desinstalador como el de Windows, por lo que la única manera de borrar una app es arrastrarla a la papelera. Sin embargo, esto no elimina los distintos datos y preferencias que la app ha dejado en nuestro sistema. Con la ayuda del desinstalador de esta app podemos eliminar por completo todo el rastro de una app para que a efectos prácticos fuese como si jamás hubiese estado instalada. También nos permite “resetear” una aplicación, lo cual deja la app en cuestión como si estuviese recíen instalada.

– **Gestor de extensiones**: A efectos prácticos funciona igual que el desinstalador, solo que en vez de borrar aplicaciones nos permite eliminar diccionarios, elementos de inicio de sesión, extensiones de Safari, apps del panel de preferencias (cómo Hazel), plugins de audio, plugins de QuickTime, plugins de Spotlight y plugins de Vista Rápida. En este apartado es recomendable tener cuidado con los plugins, puesto que podemos perder la compatibilidad con ciertos archivos.
– **Limpiador**: Como se puede decudir por el icono el “limpiador” de CleanMyMac 2 funciona de forma similar a una trituradora; seleccionamos o arrastramos un archivo y este se encarga de hacerlo desaparecer. A diferencia de los archivos que borramos de manera tradicional, con este método no se pasa por la papelera por lo que es más difícil de recuperar a posteriori dicho archivo.

Como habeís podido leer, CleanMyMac 2 es una de las mejores (y más sencillas) alternativas a la hora de mantener a punto nuestro Mac; solo tenemos que invertir unos pocos minutos en averiguar cómo funciona para lograr sacar lo mejor de ella. Si aún no habéis comprado CleanMyMac 2 lo podéis hacer a través de la web de MacPaw por [39,95€](http://macpaw.com/store/cleanmymac «Comprar CleanMyMac 2»).

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.