El open source se ha convertido en uno de los modelos de desarrollo que más ventajas nos ofrecen a día de hoy. Su premisa es que al compartir el código, el programa resultante tiende a ser de calidad superior al software propietario. Todos los días, multitud de personas contribuyen a sus proyectos favoritos aportando ideas, avisando de bugs o modificando el código. No podemos olvidarnos de las empresas tampoco, pues muchas contribuyen a estos proyectos o se benefician de las características que les brinda este tipo de software.

En este post, he querido listar unos cuantos proyectos open source para 2015, que tienen pinta de que alcanzarán cierto interés durante este año. Como no se puede mencionar a todos, los comentarios aportando sugerencias son agradecidos. Seguro que entre todos descubrimos muchos más.

OSVR

OSVR (Open Source Virtual Reality) ha sido desarrollado desde cero para brindar la mejor experiencia gaming de realidad virtual al mundo. OSVR es la plataforma donde todos los aspectos de la industria se unifican, colaborando e innovando para llevar la realidad virtual al siguiente nivel.

Absolutamente todo es de código abierto, por lo que la persona que quiera contribuir tendrá acceso a todo lo que necesite, ya sean planos del hardware, el software para el motor de juego o para el control del movimiento.

Sailfish OS, Ubuntu Touch, y Firefox OS

distribuciones-linux

En cuanto a sistemas operativos open source para móviles, tenemos varios donde elegir pero todos tienen en común que comparten un núcleo Linux. Recientemente, Jolla presentó una Tablet con Sailfish OS en Indiegogo y recaudó todo el dinero que pedían en un principio, además de conseguir dos de las tres metas adicionales que propusieron, parece que está creciendo el interés por este proyecto.

De Ubuntu Touch toca mencionar que a partir de febrero la compañía española Bq va a empezar a comercializar teléfonos con este sistema operativo en Europa, así que empezaremos a oír hablar más de ellos. Por otro lado, tenemos también a Firefox OS, la apuesta de Mozilla, que sigue desarrollándose y además lo veremos en televisores Panasonic.

Si bien el panorama está dominado por Android e iOS, a estos tres sistemas operativos de código abierto les espera un año interesante.

Docker y Rocket

Docker es una plataforma abierta para desarrolladores y administradores de sistemas para desarrollar, distribuir y correr aplicaciones. Consiste en Docker Engine, una herramienta portable para correr y empaquetar aplicaciones, y en Docker Hub, un servicio en la nube para distribuirlas. Para información más detallada podéis consultar el siguiente enlace.

Cuando Docker fue presentado, la idea de un contenedor estándar era muy llamativa. Incluso el repositorio de esta herramienta tenía un manifiesto de lo que un contenedor estándar debía ser. A día de hoy, la plataforma ha evolucionado y cambiado tanto que los desarrolladores de la distribución Linux Core OS quieren volver a disfrutar de lo que era en un principio, mediante el proyecto Rocket.

Chrome OS

Sí, lo se, Chrome OS no es open source pero está basado en Chromium OS, proyecto que sí lo es. Chrome OS es el sistema operativo de los Chromebook, el portátil de Google. Avanzando poco a poco, la venta de estos ordenadores aumentó un 79% en el 2014, principalmente en el sector de la educación. No es de extrañar, pues es un producto bastante asequible para las escuelas y en mi opinión, una gran opción también para estudiantes que quieren llevase el PC a clase, ya sea para tomar apuntes o para hacer otros trabajos.

Están trabajando en traer herramientas como Photoshop e incluso aplicaciones de Android, si siguen así van a conseguir hacer de los Chromebook una plataforma muy interesante.

Glowing Plant Proyect

Termino la lista con un proyecto mucho menos convencional que los que he presentado hasta ahora. Cuando hablamos del open source lo primero que nos viene a la mente son los programas informáticos, cuyo código es visible y accesible por cualquiera, pero el open source no se queda solo en ese ámbito. Hablemos de ciencia open source.

Glowing Plant es un proyecto cuya meta final es crear plantas con una bioluminiscencia lo suficientemente potente como para reemplazar la electricidad de las calles, siendo así una alternativa 100% ecológica. Es un proyecto ambicioso que presentaron un equipo de científicos en Kickstarter. Fue un éxito aplastante y planearon empezar los envíos a finales del 2014, por lo que puede que este año empecemos a oír noticias interesantes de este proyecto. Todo el DNA, diseños y semillas son de código abierto, lo que significa que eres libre de editar, cultivar o venderlas con total libertad. Es un proyecto que no deberíamos perder de vista, tan original como útil.

¿Qué más proyectos open source de interés veremos este año?

👇 Más en Hipertextual