Tarde o temprano, iba a llegar el momento.

Durante más de un año hemos escuchado, leído y hasta dicho críticas severas, bastante severas, a Nintendo por su estrategia tan diferente como arriesgada con la consola de sobremesa Wii U, que no apostaba por quién la tiene más grande (la ficha técnica), sino por un dispositivo diferente, que quería ser el heredero de Wii y su éxito brutal.

El hecho es que Wii U no es Wii, y su éxito no va a ser igual nunca. Pero de ahí a catalogar a la consola como un fracaso hay un trecho muy largo, porque no todas las consolas cuentan con ventas enormes en su día de lanzamiento, de hecho, casi siempre es lo contrario. Porque no hay consola que nazca con un catálogo digno, ninguna, y eso lo sabemos todos los early adopters.

Mi crítica a Wii U siempre fue y será por, primero que nada, su nombre, su terrible nombre, que confunde a cualquiera que no sea un entendido. Vamos, en más de una ocasión ayudé a padres en tiendas de videojuegos que perdidos iban a comprar juegos para Wii U cuando tienen es una Wii, o viceversa. Además, su apuesta no es tan atractiva ni amigable como la maravillosa Wii (y de ahí su éxito, de que hasta el abuelito puede jugar con ella sin problemas). Pero como consola, la Wii U es grande, y su catálogo no ha parado de crecer en este año y medio de vida.

wii-u

2014 fue el año de Luigi (según Nintendo), 2015 puede ser el de Wii U. La cantidad de videojuegos que llegará este año a la consola de sobremesa de Nintendo es increíble, y se suma a los títulos que ya nacieron en el 2014. Nintendo tiene algo que no tiene nadie más: sus videojuegos, que por casi tres décadas nos han mantenido enviciados, felices y entretenidos. Y todos y cada uno de ellos ya comienza a acercarse a Wii U.

En el año 2014 vimos como las nuevas entregas de Mario Kart y Super Smash Bros llegaban a Wii U, pero este año recibiremos otros grandes videojuegos, como una nueva entrega de The Legend of Zelda que luce, sencillamente, fascinante, y el mismo Miyamoto asegura que llegará a nuestros salones antes de finalizar el año.

Para mi este juego es razón suficiente de comprar una Wii U... pero hay más.

Wii U recibirá este año, según Miyamoto, una nueva entrega de la saga Star Fox, incluso antes de Zelda, algo que suena bastante extraño, dado que ni siquiera hemos visto la primera imagen o vídeo del título. Aún así, hay que confiar en la palabra del gran Shigeru.

La consola de sobremesa de Nintendo tendrá 12 meses geniales que llenarán su catálogo con juegos que de verdad estábamos esperando, y quedamos ante la promesa de un 2016 en el que veremos nuevas entregas de Metroid y similares. Y no podemos olvidar otros de los grandes lanzamientos que esperamos muy pronto, Mario Party 10 y Kirby and the Rainbow Curse.

Por otro lado, la consola portátil de la casa no hace más que tomar fuerza. La 3DS recibió una nueva versión hoy (para América y Europa) que contará con un mejor hardware y nuevos controles, además de un alud de nuevos tráilers de los juegos que se avecinan para el handset, desde Majora's Mask 3D, hasta el primer teaser de la nueva entrega de Fire Emblem.

Mientras que PS4 y Xbox One crecen por su lado, es hora de dejar de incluir a la Wii U en esta generación. La consola de Nintendo está más viva que nunca, y se prepara a recibir un enorme número de juegos, de esos que todos disfrutamos. La casa de Iwata tiene aún mucho que aprender y mejorar en sus consolas, productos y sobre todo estrategias, pero, ¿acaso todas las empresas no están en constante evolución?

Sumado a los títulos que ya están disponibles para la consola, 2015 luce como un año genial para la Wii U... y la 3DS.