Ha sido un buen trimestre para Microsoft. El gigante tecnológico de la ciudad de Redmond acaba de anunciar sus resultados financieros para el segundo trimestre fiscal del año en curso, o lo que es lo mismo, para Q2 de 2015, y los números son bastante alentadores, incluyendo 26.5 mil millones de dólares en ingresos con 5.6 mil millones de dólares en ganancias netas.

Esto supone un aumento considerable (8%) de los ingresos de la compañía, si lo comparamos con los 24.52 mil millones de dólares que recibió en el mismo período de tiempo el año pasado (YoY), durante el Q2 de 2014. Sin embargo, aunque los ingresos aumentaron, las ganancias netas cayeron un 10% YoY desde los 7.97 mil millones de dólares en Q2 de 2014.

Las divisiones de tablets y móviles de Microsoft le han traído muy buenas noticias. Por un lado, Surface logró recibir ingresos de 1.1 mil millones de dólares en Q2 de 2015, un considerable aumento desde los 980 millones de dólares que anunciaron haber recibido desde Surface en el Q1 de 2015, aunque la empresa se empeña a seguir con el misterio de cuántas tablets vende. Por otro lado, la división Lumia logró vender la generosa cifra de 10.5 millones de smartphones en el mundo, mucho más que los 8.2 millones que vendió en Q2 2014. Puede que en la gama alta los Lumia de Microsoft no compitan cara a cara en cuota de mercado con Android o iPhone, pero en la gama baja y media venden mucho, muchísimo, y los números lo demuestran.

Xbox One Microsoft

Microsoft vendió menos Xbox que en Q2 2014, pero a su vez ahora vende muchas más Xbox OneXbox ha traído números agridulces para Microsoft. La compañía anuncia que han vendido 6.6 millones de unidades durante este Q2 de 2015, sin embargo, esa es una cifra menor a los 7.4 millones de Xbox que vendieron en Q2 2014, por lo que esto significa, sencillamente, una caída en las ventas. Por otro lado, la buena noticia es que se han vendido muchas más Xbox One que el año pasado, tomando en cuenta que cuando hablan de "Xbox vendidas" incluyen las One y las 360 en los mismos datos.

El crecimiento en las ventas de Xbox One se logró luego de una dura y constante campaña de mercadeo desde los días de Black Friday hasta navidades, con ofertas muy jugosas y atractivas incluyendo una rebaja permanente del precio de la consola que la ubica ahora más barata que su rival directo, PlayStation 4. Si Xbox One vendió bien en Q2 2015, el descenso en las cifras de Xbox solo quiere decir una cosa: Xbox 360 no debe vender tanto como antes, lo que es totalmente comprensible.

En cuanto a software, Microsoft no para de crecer en su división de servidores y cloud, con un aumento de ingresos del 9% y 116% respectivamente. En cuanto a Windows, el mercado parece estar empezando a estabilizarse. Luego de dos años de que el sector del PC viviera una caída considerable en sus ventas, todo parece indicar que el 2015 será el año en el que "el PC revive", y eso es gracias, en parte, a la estrategia que ha desarrollado Microsoft para escaparse del oscuro pasado que vivió con Windows 8. Windows 10 es su respuesta, y aunque será una actualización gratuita para usuarios de Windows 8.1, es un buen camino en el sentido correcto.

En resumen, las división de hardware de Microsoft no paran de crecer, al igual que las divisiones de servidores y cloud computing, mientras que su gallina de los huevos de oro, Windows, está en pleno proceso de reinvención estratégica que promete dar buenos frutos en el futuro.