La primera jornada del CES 2015 en Las Vegas ha llegado a su fin, y con ello muchas de nuestras grandes expectativas. Y es que eran muy altas, porque hay que tener en cuenta que estamos ante la feria tecnológica más importante del mundo, y en ella se encuentran todos los actores esperados.

Tener a gigantes como LG, Samsung, Sony o ASUS no es algo de lo que todos los eventos puedan presumir, pero su presencia no ha sido suficiente, más allá de algún destello. Parece que, a diferencia de lo esperado, las grandes marcas tardarán aún en poner toda la carne en el asador en este año 2015. Sin embargo, pese a ello, este primer día nos ha dejado cosas muy interesantes.

LG G Flex 2

LG G Flex 2 head

El año pasado, LG presentó el LG G Flex, su particular experimento con las pantallas curvas. Pudimos probarlo, y, aunque no nos decepcionó del todo, sí que vimos que no aportaba nada a lo que hacía a su hermano, el G2, un gran terminal. Con el lanzamiento del LG G Flex 2, seguimos sin tener muy claro qué puede aportar esta tecnología, pero la cosa ha ganado muchos enteros.

En primer lugar, ha estrenado el hardware más puntero que probablemente veamos en la primera mitad de 2015, ha sumado un panel con una resolución a la altura y ahora es mucho más ergonómico, además de atractivo en su versión roja. Sigue siendo un globo sonda de LG, pero con mucha más probabilidad de encontrar un público, porque es bastante invisible a diferencia de su primera iteración, o de otros terminales como el LG Optimus 3D.

TVs OLED de LG, SUHD de Samsung y ultradelgadas de Sony

lg-tv

Como ya sabéis, una de nuestras tecnologías de imagen favoritas, el plasma, ha muerto o está muriendo. Dado que soluciones como LED no alcanzan su nivel, las compañías siguen buscando alternativas que consigan dar al usuario el mismo nivel de satisfacción que en su día dieron Panasonic o Pioneer con sus KURO.

Para ello, LG propone una tecnología de mucha calidad y conocida por todos, OLED, que sin embargo, sigue con los mismos problemas de hace años, siendo el principal de ellos el gran precio que supone fabricar esos paneles que parten desde las 55". Esperemos que más fabricantes se sumen al OLED, y que los costes sean más escalables.

Como alternativa, Samsung ha propuesto el SUHD, una tecnología de procesado que mejora mucho la produndidad de color y valores como el brillo o el contraste, aunque los paneles se mantienen similares. Por último, Sony ha destacado por ofrecer televisiones de tan sólo 5 mm de grosor, menos que la mayoría de teléfonos móviles.

Otro punto destacable de las tres marcas, son los sistemas operativos que integran. En el caso de LG, el mítico webOS, que ahora llega mejorado en su versión 2.0. Samsung, por su parte, continúa con su ciega apuesta en su SO abierto, Tizen, y Sony, en solitario, se acoge a Android TV.

ASUS y su gama media de calidad para todos

sin_t__tulo-1

La gran sorpresa. ASUS, una gran marca en el mercaodo de ordenadores de sobremesa y portátiles, está destapándose cada vez más como un fabricante a tener en cuenta. Y es que más allá del punto anecdótico de ser el primer fabricante en traer 4 GB de RAM a un teléfono, con el Zenfone 2 en el CES 2015 ha demostrado que va a por ese mercado de la gama media que ahora dominan Nokia y Motorola.

Prometen grandes resultados fotográficos, y grandes acabados, a la vez que una autonomía equilibrada para su pantalla IPS de 5.5". Sin alardear mucho de su SoC Intel Atom, decir que según algunas pruebas su rendimiento será similar o algo superior al de un Snapdragon 801. Un grandísimo conjunto por 200 dólares, aunque probablemente esa versión llegue con 2 GB.

Discos SSD portátiles de Samsung

Samsung SSD T1

Aunque a priori pueda parecer simple, muchos consumidores estarán muy agradecidos a Samsung por el lanzamiento del SSD T1. SSDs portátiles hemos visto muchos, pero nunca una solución tan buena como la de Samsung. No sólo garantizan una velocidad de 450 MB/s en USB 3.0, sino que ocupan el espacio de una billetera con capacidades de hasta 1TB. Se trata pues, de una solución magnífica para usuarios con necesidades de copia ultrarrápidas, como editores de vídeo que necesiten mover proyectos o editar sin copiar. La unidad de 256 GB parte desde los 179 dólares, algo más caro que el disco por separado, pero nada desorbitado teniendo en cuenta el avance que supone.

Los grandes ausentes de la primera jornada

Narrative-Clip-2-renders-730x345

Como he dicho al inicio, se esperaba un CES con grandes novedades. Aunque pensar que HTC iba a presentar aquí el Hima o Samsung el S6 era más una ilusión que otra cosa, hacerlo con el Xperia Z4 no era descabellado, pero ninguno de los tres ha aparecido en escena. Otro de los grandes ausentes en cuanto a relevancia que no en cuanto a cantidad, es lo que rodea al Internet de las cosas, que si bien aporta grandes ideas, sigue sin ofrecer soluciones prácticas revolucionarias, o al menos que justifiquen más atención de la corriente. Tampoco hemos visto nuevos wearables sorprendentes, ni iteraciones de Android Wear.

De todas maneras, queda mucha feria, y la podrás seguir disfrutando en Hipertextual.

👇 Más en Hipertextual