La nueva ley de copyright europea sigue marchando. Su aprobación supondría la rectificación de algunas molestias y errores de su antecesora, una ley que nació antes de que las redes fueran lo que son hoy día.

El informe confeccionado por Julia Reda, del Partido Pirata alemán, pone de manifiesto muchísimas de las incongruencias que tiene la actual ley de copyright europea. Es algo lógico si tenemos en cuenta que fue diseñada en 2001, antes de que apareciesen redes y servicios como YouTube o Facebook. Éstos, sin duda, han cambiado la forma que tenemos de ver el mundo de internet, algo que la ley de copyright europea no podía prever y que ahora supone una lacra para el crecimiento de nuestros derechos en la red. Con la aparición del borrador de la nueva ley de copyright europea parece que se ha escuchado a las necesidades de una reforma.

¿Cómo es la nueva ley de copyright europea?

Existen varios puntos claves en la nueva ley de copyright europea. El primero de ellos es el hecho de proteger al autor pero sin anular su voluntad. Con la nueva ley, la propiedad intelectual sigue protegida pero varía la relación entre el autor y el propietario de los derechos de autor, quienes muchas veces no son la misma entidad. Un autor puede renunciar a sus derechos convirtiendo en pública su obra de manera que el servicio de un contenido sujeto a leyes de propiedad intelectual se vuelve mucho más dinámico. Por La actual ley juega en contra de la transferencia de información en el mundo científicootro lado, la nueva ley de copyright europea tiene en el punto de mira los contenidos destinados a la educación y la investigación.

La reforma busca una mayor facilidad a la hora de compartir información, algo crucial en el mundo científico. A día de hoy, la publicación de documentos científicos y el compartir información y documentación resulta, en ocasiones, sencillamente imposible. Es un freno que dificulta nuevos hallazgos. También lo es en la educación donde, a la luz de la actual ley, resulta un delito compartir ciertos documentos independientemente de la intención formativa. La nueva ley de copyright europea subsanará muchas de estas situaciones, permitiendo un flujo más dinámico y sencillo de información a la vez que protege los derechos de autor.

Más protección, menos delincuentes

La nueva ley de copyright europea muestra la posibilidad de proteger a los autores y sus obras sin necesidad de denunciar y tratar como delincuentes a todos los usuarios. Por ejemplo, otro de los puntos críticos es que no considera los enlaces del mismo modo que la copia ilegal de contenido. Esta separación del link es un punto básico y necesario que parece ir en contra de algunas propuestas más locales (como el ridículo canon AEDE español). Con la nueva ley, el link no es objeto de delito y solo lo será la copia sin Los enlaces serán considerados de manera distinta al contenido copiado de manera ilegalconsentimiento del autor, suponiendo que éste no ha convertido su obra al dominio público, por ejemplo.

Otro aspecto importante pasa por la protección de opiniones e ideas. Entre ellas los documentos artísticos de humor o la toma de fotos en lugares públicos, los cuales generan a veces controversia por su supuesta violación del derecho al respeto que todos tenemos. En ese caso, la nueva ley necesita trabajar un poco más en su trato, pero es un importante acercamiento. En definitiva, podemos decir que la participación del Partido Pirata de manera directa (e indirecta) en la elaboración de la nueva ley de copyright europea ha supuesto un impulso muy positivo para todos, como podemos ver. Un impulso necesario para una ley que claramente se quedaba bastante desfasada en un mundo de cambios frenéticos. Ahora solo queda esperar a la aprobación e implantación de la ley.

👇 Más en Hipertextual