Lo más caótico de iniciarse en la fotografía es quizás elegir entre la gran marea de marcas y modelos disponibles en el mercado. En principio, lo que debemos hacer es dejar de lado los estándares establecidos por el sector fotográfico, los cuales en muchas ocasiones nos incitan a elegir entre dos marcas: Nikon o Canon.

La mejor forma que existe para valorar cuál será nuestra mejor adquisición, es teniendo en cuenta el presupuesto del que disponemos y posteriormente empezar a barajar los modelos que se encuentran dentro de ese baremo económico. Aunque también debemos tener en cuenta otros aspectos, ya que si nos decantamos por una marca y empezamos a comprar objetivos, sería ideal que también los pudiésemos utilizar en un futuro cuando decidamos optar por una cámara más profesional.

Así, en nuestra recopilación hemos intentado agrupar las mejores réflex por menos de 500 euros. Obviamente los precios variarán en función de la tienda que visitemos para comprarlos, y puede incluso que si estamos dispuestos a optar por la segunda mano encontremos modelos superiores a los presentados por precio muy reducido.

Nikon D3300

El cuerpo de la Nikon D3300 se puede encontrar por unos 390€ en webs como Amazon. Además, se puede adquirir con el típico objetivo 18-55mm por 419€, lo que resulta ideal si empezamos en la fotografía y no tenemos ninguna lente que acoplar a nuestra DSLR.

Aunque se trata de una cámara para aficionados, lo cierto es que ofrece características suficientes para satisfacer grandes necesidades fotográficas.

Cómprala si quieres…

  • Una cámara de dimensiones reducidas y poco peso (460g con la batería)
  • Un dispositivo sin filtro de paso bajo, el cual supuestamente encargaba de mejorar la fotografía en otros modelos, pero que terminaba provocando todo lo contrario
  • El nuevo procesador de Nikon Expeed 4, que permite disparar 5 fotos por segundo de 24 megapíxeles.

No la compres si quieres…

  • Tomar fotos de una forma cómoda con una pantalla basculable
  • Tener archivos RAW de poco peso
  • Obtener una conectividad Wi-Fi incorporada en la cámara
  • Estabilizador de imagen en el cuerpo.

Sony Alpha SLT-A58

A pesar de que no se trata de una cámara réflex tradicional, creo que merece ser incluida en esta lista. La Sony Alpha SLT-A58 incorpora un espejo translúcido que permite mejoras con respecto al peso y la velocidad de autoenfoque del dispositivo, teniendo además una cobertura del 100% cuando miramos por el visor, algo que no ocurre con todas las cámaras basadas en el sistema de pentaprisma.

Es una opción muy económica, únicamente apta para aquellos que quieran tener un primer contacto con la fotografía. Puede ser comprada por unos 365€ en Amazon

Cómprala si quieres…

  • Un enfoque rápido por detección de fase, algo válido tanto para vídeo como fotografía.
  • Una cámara muy económica, con la que dar tus primeros pasos en el mundillo.
  • Una gran cantidad de modos automáticos y filtros creativos.

No la compres si quieres…

  • Una experiencia algo más profesional para iniciarte en la fotografía, ya que sus características se nos pueden quedar cortas muy rápidamente.
  • Una pantalla trasera grande, puesto que sus 2,7 pulgadas nos otorgan un LCD algo diminuto.
  • La tecnología del espejo translúcido, conlleva usar un visor electrónico y una pequeña pérdida de luminosidad en la escena, algo que no termina de convencer a los más acérrimos del sistema réflex.

Canon 1200D

Aunque en algunos aspectos la cámara de Canon resulta inferior, se trataría de un dispositivo muy a la altura de la Nikon D3300, algo que también se va a reflejar en un precio más bajo. Está destinada a aquellos usuarios que buscan iniciarse en el sector, pero que además también desean sacar partido a sus habilidades una vez que ya tengan la experiencia necesaria.

Quizás la principal baza para elegir esta cámara es su precio, ya que está disponible por 348€ en Amazon, un gran punto a tener en cuenta si priorizamos la economía en nuestra compra.

Cómprala si quieres…

  • Una réflex tradicional por un precio económico
  • Compatibilidad con una gran gama de objetivos Canon
  • Un dispositivo muy compacto y de poco peso

No la compres si quieres…

  • Al igual que la Nikon D3300, no dispone de pantalla basculable
  • Un autofoco rápido, ya que solo posee 9 puntos de enfoque y la capacidad de disparar 3 fotos por segundo.
  • Un Live View que no tenga demasiado retardo.

Pentax K50

Personalmente, la considero una muy buena opción para iniciarse, ya que su cuerpo de aleación de magnesio la convierte en un dispositivo muy resistente y con una ergonomía al nivel de cámaras de alta gama. Además, podemos encontrarla por 450€ en Amazon, un precio muy decente para las funcionalidades que nos otorga.

Cómprala si quieres…

  • Una cámara muy resistente a polvo y salpicaduras
  • Buena velocidad de autofoco, con 11 puntos de enfoque y una velocidad de obturación máxima de 1/6000
  • Estabilización en el cuerpo de la cámara
  • Conexión Wi-Fi para pasar rápidamente las fotos a otro dispositivo

No la compres si quieres

  • Autofocus continuo en el video
  • Una gran gama de objetivos disponibles, ya que Pentax posee menos lentes si la comparamos con otras marcas como Sony, Nikon o Canon.

Canon 600D

Sería una opción algo más profesional que la 1200D, aunque como consecuencia de ello también algo más cara. Tiene un sensor algo más grande que la anterior cámara de Canon propuesta, y además incorpora un autoenfoque de detección de fases pensado para ser utilizado cuando grabamos video. Su precio es de 450€ en webs como Redcoon aunque por lo general suele rondar los 500€.

Cómprala si quieres…

  • Una pantalla basculable 180º, con la que incluso podemos vernos mientras grabamos
  • Motor de enfoque incorporado en el cuerpo
  • Control inalámbrico de un flash externo

No la compres si quieres...

  • Una gran velocidad de fotos por segundo (solo 3,7fps)
  • Una velocidad de obturación muy alta (1/4000)
  • Autoenfoque rápido (9 puntos de autoenfoque)

Son solo algunas de las opciones disponible entre ese rango de precios. También existen muchas más, como Sony Alpha 33 o la Olympus E-450, pero todo va a depender de las necesidades que estemos buscando cumplir y del presupuesto que tengamos.