Vuelve una de las aventuras gráficas más emblemáticas y características de todos los tiempos 16 años después de su lanzamiento con algunas mejoras. Pero lo verdaderamente importante es que ahora lo tenemos al alcance de todos, pues nadie debería de perderse Grim Fandango. Todavía se me ponen los pelos de punta cuando veo el video del E3 de 2014 donde aparece una adorable carta escrita y leída por una niña. En esta, Sally (así firma la niña), pide por favor que vuelvan algunos de los mejores juegos que jamás han existido y que hoy en día ya no se pueden conseguir, como las aventuras gráficas de Tim Schafer. Instantes después descubrimos que no hay niña, sino que es el propio Tim anunciando el relanzamiento del legendario Grim Fandango casi 20 años después. Lógicamente, el público estalló en vítores y aplausos, no es para menos. LucasArts lanzó el juego original en 1998, por lo que si llevas más de 25 años metiendo fichas en esto de los videojuegos es más que probable que conozcas el título e incluso que lo hayas jugado y amado, como un servidor.

En su día, Grim Fandango fue aclamado por la crítica y ganador de numerosos premios, tanto por su innovación en el género, su argumento, su estética o su banda sonora. El juego a día de hoy sigue considerándose una de las mejores aventuras gráficas de la historia. Pero, lamentablemente, las cifras de venta no acompañaron tales reconocimientos pues ese mismo año también salieron al mercado piedras angulares como Half-Life o Metal Gear Solid, y para más inri, el género vislumbraba ya el fin de su edad de oro que, por suerte, ahora vuelve con fuerzas renovadas.

Para quien no conozca el título, Grim Fandango recrea un fantástico universo basado en el Mictlán, o la creencia azteca de la vida más allá de la muerte. Una asombrosa mezcla de la cultura mexicana con el más puro estilo de la novela negra ambientada en los años 30 y muchos toques de humor consiguen una ambientación que pocos juegos han llegado a alcanzar con tanta personalidad y que perdure de tal manera con el paso del tiempo.

Nuestro carismático avatar para esta macabra pero ingeniosa aventura es un tipo llamado Manny Calavera. Al igual que la mayoría de los personajes que aparecerán a lo largo de la historia, Manny es un ¿muerto viviente? al estilo calaca, característico del Día de los Muertos cuyo trabajo consiste en ofrecer un paquete de viaje a las almas perdidas desde La Tierra de los Muertos hacia el Noveno Inframundo. Las opciones de estas almas perdidas irán en función de lo bien que se haya portado uno en su vida terrenal, yendo desde un tren de alta velocidad de lujo a un palo con una brújula. Este trabajo es más bien una labor social forzada a causa de su anterior vida, un tema tabú entre los muertos. Durante el caso de uno de estos “clientes” se descubre una trama de corrupción que, más o menos predispuesto, Manny decide destapar. Incluye mejoras gráficas pero no tantas como nos habría gustadoEstamos ante exactamente el mismo juego que LucasArts presentó en 1998. Nada ha cambiado. El mismo argumento, la misma jugabilidad y los mismos escenarios, incluso el mismo ratio 4:3 de la pantalla se mantiene, adornado ahora con dos bandas laterales para rellenar la pantalla. Cuando me enteré de que se mantendría la misma proporción de antaño reconozco que me desilusioné un poco. Pensaba que quedaría incómodo para los tiempos que corren y la evolución de los videojuegos hacia 16:9, pero ahora me he dado cuenta de que realmente no importa y la experiencia completa te lleva de nuevo a los 90. Hasta el hecho de guardar partida es manual, así que no os olvidéis de hacerlo periódicamente.

Pero cuando digo que nada ha cambiado quiero decir sobre lo que ya existía, puesto que sí han introducido ciertas mejoras. La principal novedad es la inclusión de texturas de alta resolución así como la iluminación sobre los escenarios y personajes. Pero recalcar que se trata de las texturas, no modelados, ya que estos son los mismos de que la versión no-remasterizada. En cualquier caso, es posible alternar entre la versión clásica y la versión de 2015 con tan sólo pulsar un botón, al igual que pasaba en la edición del 20 aniversario de Another World. Además, se han tomado la molestia de volver a grabar la banda sonora en su totalidad por la Orquesta Sinfónica de Melbourne, al igual que Broken Age, e incluir cerca de dos horas de comentarios de los desarrolladores.

La otra novedad, y quizá la que más van a agradecer los nuevos jugadores, se trata de una nueva modalidad de control basada en el punto de vista de la cámara y no el control tanque basado en la posición del personaje. Bastante tosco y complicado, fue uno de los mayores problemas que presentó Grim Fandago haciéndonos dar giros y giros para orientarnos debidamente. Todo sea dicho, yo lo he jugado en el modo old school, estoy seguro de que secretamente Tim Schafer quiere que lo hagamos de esta manera. Grim Fandango sigue siendo igual de difícil 16 años despuésAunque originalmente la reedición de Grim Fandango se anunció como exclusiva de las consolas de Sony, finalmente también ha llegado para PC. Tiene sentido ya que fue donde nació originalmente. Aunque la versión de consola trae el valor añadido del cross-buy (comprar el juego en PS4 te da derecho a la versión de Vita, y viceversa) y cross-save (que permite jugar la misma partida alternando la versión de sobremesa y portátil). Hemos probado a jugar en ambas consolas pero hemos terminado dedicando mucho más tiempo en PS Vita, ya que la experiencia ha sido increíblemente satisfactoria, que, además, permite jugar con la pantalla táctil a modo de point and click.

Grim Fandango era difícil en su día, y eso que por aquel entonces la dificultad de los videojuegos estaba un escalón o dos por encima de la media actual. Hoy sigue siendo manteniendo ese nivel de dificultad, pero acostumbrados a las pistas u objetos que brillan, la ausencia de todo esto puede hacer que nos quedemos un buen rato tratando de resolver el próximo puzle, y los hay concienzudamente rebuscados.

Conclusión

Una cosa es hacer una remasterización o definitive edition de un juego reciente donde la jugabilidad sigue siendo la misma que hoy en día, simplemente por mejorar los gráficos, como pasó con Tomb Raider (2013) o The Last of Us. Pero traer a Grim Fandango desde la tierra de los muertos es un paso arriesgado. No todos los videojuegos se ven afectados por el tiempo de la misma manera, arruinando en muchos casos el recuerdo que vivía en nuestra memoria.

Por suerte, este caso es una excepción y pese a Grim Fandango Remastered se siente como un título de los años 90, esto no es un factor que empeore su experiencia. Las mejoras introducidas en el aspecto audiovisual y, sobre todo, las que tienen que ver con el control (tanto táctil como relativo a la cámara), ofrecen una grata experiencia pese que algunas perspectivas, al igual que antaño, siguen sin ser las ideales en momentos puntuales.

Sin duda, la mayor expectación por esta remasterización viene por parte de quienes tuvimos el placer de jugarlo hace casi 20 años y guardamos un tremendo cariño por esta obra impulsados por el factor nostalgia. Pero es una oportunidad excelente para que jugadores nóveles viajen al pasado, cuando quizá ni siquiera habían nacido, a la edad dorada de las aventuras gráficas y descubran un título que seguro que será recordado durante muchas décadas más.

Pros

  • Una de las aventuras gráficas más importantes de la historia
  • Se conserva perfectamente pese al tiempo que tiene
  • Personajes con carisma. Juego con personalidad

Contras

  • Algunos puntos de cámara son inadecuados
  • Quizá demasiado crudo para la generación actual de videojuegos
  • Guardado manual