No existe un fabricante de vehículos deportivos que no sea consciente de que el futuro pasa por la electricidad. Además, son conocedores de la importancia de los avances del Tesla Model S al ofrecer prestaciones de deportivo, autonomía como un vehículo convencional, un halo tecnológico y espacio para cinco ocupantes. BMW, por ejemplo, ha presentado una nueva línea de trabajo en la que el objetivo es ofrecer vehículos muy prestacionales pero con un consumo ridículo e incluso con la posibilidad de circular durante un buen número de kilómetros sin gastar ni una gota de combustible. Aquí comienzan los beneficios para el sector de la liberación de patentes que hizo Tesla.

Lo he hablado varias veces, el paso a la electricidad como único combustible será más lento de lo que nos habían hecho ver algunos fabricantes. Primero tendremos que pasar por los vehículos híbridos, después los PHEV, tras ellos los PHEV de alto rendimiento y luego los automóviles 100% eléctricos. Tesla se ha saltado todos los pasos y ha apostado por un automóvil que cumple con todos los requisitos necesarios para solucionar la movilidad a un precio de berlina de representación. Y ha golpeado a los clásicos fabricantes donde más les duele, por ello, están corriendo para presentar alternativas. Hoy te traemos una más.

El prototipo se basa en el Serie 5 GT asociado a un clásico motor de gasolina de dos litros y 221 caballos que ha visto completada su carta técnica con dos motores eléctricos y un conjunto de baterías para dotarlo de hasta 100 kilómetros de autonomía y una fuerza de 1.000 Nm.

Como decía, se han buscado las prestaciones, por lo que los motores eléctricos erogan potencias de 201 caballos, situado en la parte delantera, y 268 caballos, el que está situado en la zona posterior. En conjunto estamos hablando de unos 670 caballos y una fuerza descomunal. Además, se podrán realizar, como decía, 100 kilómetros en modo 100% eléctrico gracias a la reducción del depósito de gasolina hasta unos ridículos 30 litros para dar cobijo a una batería de iones de litio con una capacidad de 20 kWh.

BMW admite que este movimiento hacia los PHEV es por culpa de Tesla.

Este prototipo adelanta el camino que seguirá la competencia, la alemana, la japonesa, norteamericana... Los usuarios ya sabemos que un vehículo híbrido no es suficiente pero queremos tener la tranquilidad de un motor de gasolina con la comodidad de poder ir a trabajar sin gastar un duro y de viaje sin alquilar otro coche. El objetivo es simple, atacar a Tesla donde más le duele: igualando prestaciones, calidad, espacio y ofreciendo la tranquilidad de seguir ofreciendo un plan b al mantener el motor de gasolina. ¿Triunfará? Solo el tiempo lo dirá, pero suena más que interesante este planteamiento.