Dos generaciones de vehículos eléctricos, eso es lo que tendremos que esperar para que veamos autonomías de unos 600 kilómetros en coches eléctricos, al menos así lo afirman cada vez más fuentes y no solo proveedores de baterías sino fabricantes de coches eléctricos más allá de Tesla. Prácticamente cualquier cosa es posible pero este tipo de afirmaciones tienen cada día mayor importancia y sobretodo si lo dice el responsable de desarrollo del sistema de propulsión de Volkswagen, el Dr. Heinz-Jakob Neuss, una persona que tiene muy claro cómo va a ser el futuro eléctrico.

Tenemos que mirar al Golf Eléctrico para entender esta evolución, afirma Neuss, y es que si el modelo actual tiene una autonomía de 190 kilómetros, la siguiente generación (que veremos en un par de años) llegará a los 300 y en 2020, con la tercera generación, tendremos que ver datos de entre 500 y 600 kilómetros, una cifra que confirman los proveedores de baterías.

¿Cómo aumentar la autonomía?

Para Neuss el paso lógico es aumentar la densidad de las baterías, que ahora mismo se sitúa en unos 25-28 amperios por hora y que en 2016 tendría que aumentar hasta los 36-37 Ah para que en 2020 se alcancen los 60 Ah. Además, no descartan que investigaciones actuales conlleven el uso de nuevos químicos que ofrezcan mayor densidad incluso, pero para esto tendremos que esperar a que comience la siguiente década. Hasta entonces, el vehículo eléctrico estará condenado a ser el segundo o tercer coche para las familias.

Este aumento en la densidad conlleva una consecuencia directa muy importante de cara al consumidor, a las administraciones y a los fabricantes. Una mayor densidad de las baterías exige nuevas formas de cargar al vehículo eléctrico. La toma de enchufe corriente no será suficiente porque se necesitarías varios días para cargarlas, por ello, se necesitarán puntos de carga de entre 50 y 90 KW para poder ofrecer tiempos aceptables. Imagina que tienes un vehículo eléctrico con una autonomía muy elevada pero que necesita dos días para cargarse.

¿Y qué hay antes de todo esto?

Los vehículos PHEV, es decir, los híbridos enchufables que solo emplean el motor de combustión como un generador de energía eléctrica para cargar las baterías. Es el paso previo para que te acostumbres a usar la energía, a ser más eficiente para poder ahorrar, a cargar el coche... No se puede realizar el cambio de un motor de combustión a uno eléctrico, hay que pasar por un vehículo que aglutine lo mejor de ambos motores para que seamos nosotros los que nos convenzamos de las bondades de uno u otro sistema y que elijamos lo que nos solucione mejor el papel de la movilidad.