Google X es una caja de sorpresas. Bueno en realidad no lo es porque sus trabajos se relacionan con la innovación y siempre tienen que estar varios pasos por delante, por lo que cualquier cosa que salga de sus laboratorios no debería sorprendernos. Y creo que el último anuncio incluso ha dejado a algunos un tanto fríos porque se trata de Project Wing, un servicio de drones de reparto.

Varios meses después de que Amazon anunciara sus planes para conseguir llevar paquetes a través de drones, el periódico The Atlantic ha revelado en un extenso reportaje toda la información sobre este proyecto. La intención de Google es la de crear un servicio de entrega de paquetería que pueda cruzar una ciudad en uno o dos minutos.
Nick Roy tiene gran experiencia con drones militares
La idea surgió a través de una conversación que tuvieron Sergey Brin y Nick Roy en 2012, cuando acababa de aterrizar en la empresa. El primero le pidió al segundo que pensara en cómo sería el servicio de entregas dentro de 10 años. Las aplicaciones podrían ser infinitas ya que se podría usar para llevar primeras ayudas tras una catástrofe, material médico a zonas necesitadas o transportar objetos de una manera más rápida, como así ha acabado siendo.

Como se aprecia en el vídeo que Google ha desvelado después de la publicación del reportaje, los drones se parecen a un avión, pero cuentan con una particularidad: poder despegar en vertical. De este modo no necesitarían unas instalaciones de grandes dimensiones. Una vez en el aire el aparato se mueve como un avión común, en horizontal, de este modo puede alcanzar la velocidad que le permitiría llegar en tan poco tiempo a los sitios. Una vez llegado a su destino desliza a través de un cable el paquete a entregar y al llegar a tierra, lo suelta.

Project Wing se ha probado en Australia, donde la regulación sobre drones es más abierta y cuentan con grandes espacios rurales inhabitados. Ahora que sabemos que el proyecto existe y que funciona de manera correcta tan sólo falta saber cuándo llegará al público general. Pero creo que aún falta mucho para eso.