Parece que a LG le ha podido ser el primero en anunciar, antes del fin de semana, su nuevo smartwatch con el que pretende competir con el Moto 360. Y a mí modo de ver no va a competir con el reloj de Motorola, lo va a aplastar. Porque esto es un adelantamiento por la derecha en toda regla en la recta de meta. El LG G Watch R ya es oficial.

Después de una semana llena de conjeturas sobre sus especificaciones que empezó con un teaser «filtrado» durante el fin de semana, este viernes se ha hecho oficial el anuncio del nuevo modelo de LG. Este smartwatch cuenta con una esfera total y una pantalla de 1.3 pulgadas plastic OLED. Además cuenta con un procesador 1.2GHz Snapdragon 400 y 512 MB de RAM, lo cual le permitirá mover Android Wear con bastante soltura. El almacenamiento se sitúa en los 4GB que serán más que de sobra para almacenar información. Incluye un sensor de ritmo cardíaco para las personas que deseen monitorizar su actividad física. Finalmente cuenta con la certificación IP67 que lo protegen de polvo y agua, de hecho puede aguantar sumergido durante 30 minutos. Eso sí, no más de 1 metro de profundidad, más que suficiente.

Hay que reconocer la velocidad de los coreanos a la hora de identificar los gustos del mercado y adaptarse a ellos. En la Google I/O de principios de verano la gente estaba esperando datos e información sobre el Moto 360. Su diseño encandiló al público y, con diferencia, era el smartwatch más deseado. Así pues, en LG se pusieron manos a la obra y han presentado el que seguramente sea uno de los triunfadores del IFA 2014. Su diseño lo sitúa a caballo entre un accesorio de moda y un dispositivo electrónico, lo cual ampliará enormemente el espectro de mercado al cual va dirigido.

Aún no se conoce precio de venta, aunque podría estar ligeramente por encima de los 200 euros y su salida se espera a principios del último trimestre del año. He de reconocer que los de LG han acertado de lleno.