Este proyecto me ha sonado a esa clase de estudios en los que son necesarios que se conjunten muchas cosas a la vez. El momento oportuno, las herramientas necesarias ideales, la posición correcta de actuación se conjuntan de tal forma que en otro momento, a falta de un solo factor, no harían posible los descubrimientos o avances conseguidos.

La imagen muestra a las dos galaxias fusionándose

¿Cómo va todo esto? Imagina una galaxia lejana que no es posible observar con un solo telescopio o si se observa con uno sólo se obtiene la información que las disposiciones tecnológicas en ese telescopio pueden recabar. Pero, ¿qué tal si juntamos la fuerza e instrumentos de varios telescopios y no solo de los que están en el espacio, sino con los de la Tierra?

Pues justamente eso fue lo que hicieron estos científicos que lograron obtener la imagen de dos galaxias fusionándose y que ha ayudado a comprender sobre la velocidad del gas en las galaxias, el nacimiento de estrellas, así como compararlo con las galaxias más cercanas a nosotros con estas características: las Galaxias Antenas en la Constelación Corvus.

Merging galaxies in the distant Universe through a gravitational

Para este proyecto entonces los científicos utilizaron el Telescopio Espacial Hubble, el ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), el APEX, VISTA, el Telescopio Keck-II, el Spitzer de la NASA entre otros.

Se utilizaron telescopios en la Tierra y en el espacio para el estudio

Además se utilizó a favor el fenómeno de las lentes gravitacionales, el encargado del proyecto Hugo Messias de la Universidad de Concepción, Barrio Universitario, Chile, and Centro de Astronomia e Astrofísica da Universidade de Lisboa, Portugal, señaló que las condiciones para aprovechar los efectos que tienen las lentes gravitacionales se deben hacer cuando se dan las alineaciones necesarias, ya que son muy raras.

El equipo de astrónomos encontró la galaxia H-ATLAS J142935.3-002836 durante un sondeo del proyecto H-ATLAS y, mediante una “extensa campaña de seguimiento con los telescopios más potentes”, consiguieron demostrar que el objeto que se observa a través de la lente era una colisión galáctica que da lugar cada año a cientos de nuevas estrellas.

Así pues, a esto me refería con que parece un proyecto en el que fue necesario que muchas condiciones estuvieran presentes, además del interés de los propios científicos que nos han mostrado el día de hoy la impresionante imagen de dos galaxias fusionándose. Estas imágenes no dejan de sorprender, sobre todo cuando son tan lejanas y que de no ser por los instrumentos necesarios no las podríamos ver como hace poco, cuando la NASA revelaba imágenes inéditas de supernovas.