La marca Vaio, durante años ligada al gigante japonés Sony, ha vuelto a la palestra aunque esta vez sin el apellido de la empresa de Tokio. Y esto es así porque a principios de año la compañía decidió deshacerse de su familia de ordenadores ya que entendía que el rumbo que está tomando la informática de consumo no la incluía.

Los equipos Vaio se venden solamente en Japón
Así pues, el fondo de inversión Japan Industrial Partners se hizo con el negocio de ordenadores y hoy, 1 de Julio, oficializa su emancipación con la puesta en marcha de sus operaciones y ventas. La nueva empresa funciona con una plantilla relativamente reducida, 240 personas, y ya comercializa sus dos productos, Vaio Fit y Vaio Pro, sin la marca Sony. Estos portátiles recuerdan en sus líneas a sus predecesores y deberían ser entendidos como equipos de transición, seguramente ligados a un acuerdo de desvinculación paulatina.

Lo más curioso del caso es que Sony tiene un 5% de las acciones de Vaio Corporation y sus equipos se venden a través de la web de la que, hasta hoy, era su marca. Un escenario curioso que seguramente cambiará en el futuro. Se confirma así el cambio modelo que está adquiriendo la casa japonesa que se centra más en el entretenimiento. Algo que es totalmente comprensible a tenor de las cifras que están reportando sus divisiones de televisores, videoconsolas y telefonía, sin olvidar Sony Pictures, que da unos beneficios más que considerables a la corporación.