Muchas cosas, como siempre, han sucedido el día 3 del Campus Party México. Luego de rebasar la mitad del evento el ambiente sigue lleno de actividades geeks, campuseros trabajando y jugando en sus computadoras, robots transitando los pasillos, los stands regalando souvenirs y realizando competencias. Claro que siguen los talleres, los retos y por supuesto las conferencias que se han convertido en mi parte favorita del Campus Party.

En este tercer día de actividades también se suscitaron varios hechos que han llamado mucho la atención y que bien vale la pena hablar ya que se ha acusado que existe misoginia en Campus Party México 2014. Esto llegó a tal escala que los organizadores del evento tuvieron que disculparse mediante un comunicado.

Es algo muy delicado, se originó a raíz que una empresa usó a una edecán para promover descuentos. El proceso era escanear un código QR del vestido de la chica, el código se encontraba en el área de los glúteos de la misma. Se dieron a conocer las imágenes, así como se opinó de lo mismo en distintos medios.

Luego, en una conferencia APPlícate (@ApplicateMx), que se presenta como una estrategia de la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de Información para impulsar el sector de apps en México, el contenido tuvo claras señales sexistas. Me queda claro que en un intento de parecer gracioso y con un tema que según ellos podría ser interesante, lo que consiguieron fue conceptualizar en un cliché a las mujeres y cosificarlas.

Me parece que esta conferencia está hecha sin pensar siquiera al público que está dirigido, que incluso trata a los hombres con clichés y que además no comprendieron que el medio en el que se iba a dar la conferencia es un medio en el que las mujeres están cada vez más presentes como iguales, como compañeras de trabajo, como profesionistas apasionadas, con voz y con liderazgo. Se olvidaron por completo que se trata de chicos geeks. El tono de la conferencia me parece sacado de la barra cómica de Televisa. Simple, cliché y de mal gusto.

Es importante que esto no ocurra de nuevo, que los contenidos se cuiden mucho, tanto como se cuidan las conferencias magistrales, que como dije, se han convertido en mis favoritas. Es una pena que estos hechos se hayan dado, sin embargo también hubo muchas cosas agradables.

Niños y robots

Este día se dio lugar la conferencia de tres alumnos de Robotics, escuela de robótica en México de la que escribí ayer, que estuvieron de visita en la NASA gracias a un proyecto que realizaron. El talento de estos niños es increíble, así como las cosas que hacen. Cada uno explicó que es lo que más les gusta de la robótica y mientras uno contestó que le gustaba el proceso, otro dijo que lo que más le llama la atención es cómo puede transformar el mundo. Ellos agregaron al final ante la pregunta de un asistente a la conferencia que le preguntó si había niñas en su escuela, que las niñas eran parte de la escuela y se les trataba como iguales, que había igualdad con sus compañeras. Estos niños nos llevan mucha ventaja.

Es curioso como he encontrado distintos mensajes cada día del Campus Party, el primer día decía que lo más importante del evento es el compartir conocimiento. El segundo día encontré que la educación integral es necesaria y esta tercera jornada vi que la forma de llegar lejos es con pasión por lo que se hace. Amar algo y hacer todo por dedicarnos profesionalmente a esto. Así lo encontré en la ponencia de Daniel Smich que habló de cómo abrirse puertas en la industria de las artes visuales.

Conferencia magistral de Eduardo Arcos

Eduardo Arcos, fundador de Hipertextual dio una conferencia magistral en el escenario principal y nos habló de los errores cometidos por él a lo largo de su trayectoria. Dijo que estaba cansado de escuchar hablar de emprendurismo con las palabras cotidianas y que en su ponencia prefería contar los epic fails o las “grandes cagadas” que ha cometido en su proyecto de Hipertextual. Mencionó las siguientes:

  • Falta de enfoque. Es decir perder la ruta en los objetivos, contó como Hipertextual estaba constituído por muchos blogs con diferentes temáticas pero que a la larga no se tenían la especialización necesaria. Eso cambió al integrar los sitios y ser los 7 que ahora conforman Hipertextual.

  • Ser uno más. Este punto se refiere a convertirse en un emprendedor que hace lo mismo que los demás sin encontrar un carácter diferenciador.

  • No saber contratar a las personas correctas. Dijo que tener un equipo de trabajo adecuado es básico ya que es muy difícil cuando las personas con las que se trabaja no comparten los objetivos y señaló que es más importante cómo hacen las cosas que el qué hacen.

  • Creer el hype. Es decir el dejarse llevar por el éxito y crecimiento creyendo que siempre será así. Que el ego es importante en lo personal pero no en el ambiente empresarial.

  • Hacer drama. Dejar el drama de lado cuando algo no va bien, no estar exponiéndose como un mártir de las situaciones. “Por favor, supera el drama” dijo.

En una conferencia distinta a lo que se entiende comúnmente como conferencia para emprendedores, llena de gifs, memes y la genial segunda ley de la termodinámica que trata de la entropía fue que Eduardo Arcos presentó sus experiencias, finalizó señalando la importancia de disfrutar el proceso en que una empresa o startup crece.

Me queda el sabor, más allá de pertenecer a Hipertextual, de estar en el lugar correcto haciendo lo que me gusta y también deseo disfrutarlo más. Así el tono de este día en el Campus Party fue sin duda hacer lo que apasiona, trabajar mucho con la motivación de aprender y siempre disfrutar a pesar de las epics fails y de las grandes cagadas.

Las imágenes del día